La-vacuna-llega-a-España

El cambio de calendario para las vacunas contra la COVID-19 hará que se produzcan una de las paradojas más interesantes de los últimos meses: Mientras el mundo celebra la Navidad y en España se tienen 19 reglamentaciones distintas, tras la decisión de Pedro Sánchez y su ministro de Sanidad Salvador Illa, ciertos sectores y estratos de la sociedad podrán comenzar a vacunarse.

Los sanitarios, damnificados, machados y muertos muchos de ellos a causa de la irresponsabilidad de muchos ciudadanos, se estarán poniendo las primeras vacunas a finales de año, al mismo tiempo que familias enteras se reúnen sin pensar en que dos cenas y media podrían provocar una tercera oleada de contagios y que el efecto de la vacuna no sirva de nada, al menos en los primeros meses del año. La falta de rigor por parte del Gobierno Central permitirá que cada Comunidad decida sus propias reglas: Número de familiares que se pueden sentar en la misma mesa, horarios de cierre comerciales, toque de queda…etc.

Y los números de contagios, justo subiendo ahora tras un ligero aplanamiento de la curva, no parecen ser suficientes señales para cerrar el país (como ha hecho Alemania), al menos durante unos días en los que en lugar de apertura, se debería restringir un poco más. La vacuna está ahí, pero también la tercera ola de contagios. Porque no hay que olvidar que la vacuna Pfizer llegará a España pero que son necesarias dos dosis.

En Andalucía, a pesar de las recomendaciones del Gobierno de Sánchez el pasado miércoles, no va a endurecer las restricciones. Mantendrá inicialmente el plan que se inicia este sábado en la segunda fase del plan navideño estipulado por los expertos de la Junta.

Lo que parece claro es que el confinamiento perimetral general y sus excepciones (sobre todo, si se permiten los desplazamientos para reunirse con familiares y allegados) se podrán ver modificados en otros territorios. También habrá que esperar a ver el número máximo de comensales en comidas y cenas y la hora que se estipule para el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja. Así están reguladas ahora mismo las reuniones de Navidad en las comunidades autónomas. En Andalucía lo que hay estipulado es que desde el 23 de diciembre al 6 de enero, se pueda entrar y salir de la Comunidad para visitar familiares y allegados (el término discordia que el Gobierno Central obligó incluir a Juanma Moreno y al BOJA.

Por otra parte, los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero se podrán reunir un máximo de diez personas en domicilio familiar. El resto de días se mantiene el límite en seis personas.

Hay Comunidades como Canarias, sin embargo, que tras el incremento de los contagios, acordó el miércoles  restringir la entrada y salida a Tenerife debido al repunte de casos de la Covid-19 en la isla y se reduce a seis el aforo en las comidas y cenas navideñas.