25 niños de entre 6 y 12 años han participado durante las dos últimas semanas en dos talleres de iniciación a la ingeniería organizados por el Club Cámara Granada e impartidos por la Escuela Junior de Ingeniería de Granada.

En el taller, los niños han manejado diferentes softwares de programación, diseño 3D o animación con los que, a través del juego, se han familiarizado con conceptos que a los adultos les cuesta mucho más trabajo aprehender.

Foto: Cámara Granada

Para Segura estos conocimientos y capacidades básicas van camino de convertirse en algo parecido al inglés, “algo transversal que todos tendremos que conocer porque sea cuál sea nuestra profesión vamos a encontrárnoslo en nuestro trabajo diario; ellos tienen la ventaja de que términos como ‘código’, ‘programación’ o ‘3D’, forman parte de su lenguaje habitual”.

Aprendizaje de los campus

Durante el taller los niños han aprendido a crear instrucciones para dispositivos, han programado pequeños elementos como mandos a distancia, teclados o alfombras de baile e incluso han construido pequeños puentes con materiales cotidianos, en un acercamiento más directo a la ingeniería de la construcción “pero que también sirve para desarrollar el ingenio como forma de resolver problemas”, una capacidad que hoy se considera esencial para la mayor parte de los profesionales.

Foto: Cámara Granada

Cámara Granada desarrolla este tipo de actividades desde hace algunos años “para abrir por primera vez sus puertas a los que serán los empresarios y profesionales del futuro”. Hay que tener en cuenta que a través del programa PICE de cualificación y empleo para jóvenes, la entidad ya trabaja anualmente con alrededor de un millar de chavales entre 16 y 29 años.

Estos talleres también se encuadran en el proceso iniciado por Cámara Granada para potenciar su papel de impulsor de la transformación digital en la empresa granadina cuyo máximo exponente será la inauguración en unas semanas del Granada Digital Business Hub, un centro de alojamiento y servicios para empresas que quieran iniciar su digitalización que estará ubicado en el Camino de Ronda, junto a la Glorieta Arabial.