piedra-agresor

Agentes de la Policía Nacional de Granada han detenido en dos ocasiones a un varón de 32 años de nacionalidad marroquí como presunto autor de agredir a seis personas y dos de las mascotas con las que caminaban por la zona norte de la ciudad, sin mediar motivo alguno para ello. Uno de los perros agredidos presenta un grave traumatismo en un ojo que le ha alterado la visión. El arrestado utilizaba cualquier cosa a su alcance como adoquines, palos o ramas de árboles para perpetrar las agresiones.

Una llamada al 091 por una agresión con un palo

Desde principios del mes de mayo, los investigadores habían recibido varias denuncias en las que un desconocido agredía a personas o sus mascotas. Algunas de las agresiones las habría realizado con un palo, como fue el caso del can al que golpeó en el ojo ocasionándole un grave traumatismo, otras arrojando adoquines que llevaba preparados en una bolsa y por último golpeándolos con ramas de árboles.

La primera detención tuvo lugar el día 18 de mayo tras una llamada al CIMAC-091. Los agentes localizaron por la zona a un varón que se correspondía con las características físicas aportadas quien fue reconocido como presunto autor de agredir a varias personas y un can. El pasado día 30 fue nuevamente detenido por otro hecho de idénticas características, tras oponer una fuerte resistencia al arresto y agredir a los policías.

El arrestado, ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial quien ha dispuesto su ingreso en prisión. Previamente habría actuado de la misma forma en Almería, donde dos personas le denunciaron por incidentes similares a los ahora investigados por los que también fue detenido en dicha ciudad, el primero acontecido en febrero y el segundo en abril de este año.