La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha abierto la convocatoria de ayudas dotada con 50 millones de euros. Dirigida a favorecer la liquidez de las pymes industriales con subvenciones de hasta 300.000 euros a fondo perdido. Tal y como se recoge en BOJA.

El consejero Rogelio Velasco, ha presentado esta medida extraordinaria y urgente al presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara.  En la reunión le ha trasladado que con ella se pretende “paliar los efectos de la pandemia en el tejido industrial andaluz”. “Sobre todo en las pequeñas y medianas empresas. Ya que son las que presentan un mayor nivel de competitividad. Cuya quiebra supondría un mayor deterioro de esta actividad y de su empleo”.

González de Lara ha subrayado que esta convocatoria de ayudas va “en la dirección acertada”. Así responde a lo que la industria andaluza requiere. No obstante, señala que han de sumarse a ella otras medidas con las que las empresas andaluzas “ganen liquidez y solvencia”. “Va en una línea de mejora de la competitividad de nuestro tejido productivo favoreciendo una industria más fuerte”, añade.

Por su parte, Velasco ha destacado que “esta actuación, que se llevará a cabo a través de la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA)“. Se enmarca en la reforma legislativa acometida por la Comisión Europea que permite a los Estados miembros usar la financiación europea. Sobre todo el Programa FEDER, para aportar liquidez a las pymes y sufragar el gasto sanitario con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19“.

Las pymes interesadas en acogerse a esta iniciativa podrán solicitar las ayudas durante el plazo de un mes. A partir del martes 20 de octubre. Las solicitudes pueden presentarse a través de la oficina virtual de la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía.

Los 50 millones de subvenciones está dirigida a empresas con más de nueve trabajadores y menos de 250. Presentando en el primer semestre de 2020, como consecuencia de la crisis del Covid-19, una caída de su cifra de negocio de más del 25% respecto al mismo periodo de 2019. Los recursos están dirigidos a cubrir sus necesidades de capital circulante para afrontar el pago de suministros, proveedores, alquileres o nóminas y volver a recuperar su nivel de actividad.

La convocatoria se abre en régimen de concurrencia no competitiva. Se resolverá antes del 31 de diciembre de este año. Las ayudas de hasta 300.000 euros se abonarán con la resolución, siguiendo las directrices marcadas por Bruselas, y para ser destinatarias de este fondo las firmas estarán obligadas a mantener la actividad al menos un año después del abono de la subvención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *