Eliseo Caballero y Marcos Galera, socios fundadores de Agaz Abogados y Consultores, han sido los protagonistas en ‘El Entrevistón’ de Directo Marca Granada durante este jueves 28 de julio. Los abogados granadinos han atendido a la radio del deporte para contar la curiosa fórmula que han tenido que utilizar para permitir que Granada disfrutara de un equipo en ACB. Hace unos días, la Fundación CB Granada pagaba el canon que le daba la posibilidad de jugar en la liga Endesa, pero con un gran trabajo no solo en la pista, sino que también en los despachos.

Los dos juristas han revolucionado el mundo jurídico en el apartado deportivo. Consiguiendo que los rojinegros puedan competir en una liga profesional sin convertirse en Sociedad Anónima Deportiva, SAD. Actualmente en España, la Ley del Deporte obligaba esa conversión a todos los clubes que conseguían alcanzar a «élite» en sus respectivas modalidades (1ª y 2ª división en fútbol y ACB en baloncesto). Ahora mismo, solo había 4 equipos que no cumplían esas condiciones pero sí competían a nivel profesional. Real Madrid, Club Atlético Osasuna, Fútbol Club Barcelona y Athletic de Bilbao eran la excepción.

Revolución en Granada

El pasado 13 de mayo es una fecha a marcar en rojo para los aficionados al baloncesto. La entidad presidida por Óscar Fernández conseguía el ascenso a la ACB en el Palacio de los Deportes tras vencer por 102 – 60 al CB Almansa. Ese día, el ansiado deseo de pelear contra los grandes se vería echo realidad de cara a la temporada que viene. Pero, el presidente nazarí ya había visualizado esta situación.

3 años atrás, Óscar «el visionario», como así lo califica Eliseo Caballero, preveía que el club podría llegar hasta donde se encuentra hoy día. Es por eso, que se puso en contacto con el bufete Agaz Abogados y Consultores para preparar jurídicamente el ascenso. «Empezamos a trabajar las líneas de las SAD y complejos legales en el deporte. A partir de ese momento, hemos estado trabajando» indicaba Eliseo.

El mérito deportivo conseguido este año, finalistas de la Copa Princesa y campeones de la Leb Oro, necesitaban de otras dos patas, la económica y jurídica. Gracias a todo el tejido empresarial e instituciones granadinas estaban cubiertas, pero la jurídica no tanto. Es por eso que «el 23 de mayo tuvimos la primera reunión como la ACB«.

Los máximos mandatarios del baloncesto español «estaban muy contento con que Granada hubiera conseguido la plaza pero tenían la duda de si una fundación podía competir en Liga Endesa.» Para solucionar el problema planteado, se decidió consultar al Consejo Deportivo Español, CSD, el cuál «tardaron más de dos semanas en darnos respuesta».

Vacío legal de la normativa

Con las modificaciones que se dieron en los años 90 en la Ley del Deporte Español donde se metía por obligatoriedad que cualquier entidad debía transformarse sí o sí en una SAD para competir profesionalmente. Cabe destacar que con el extinto CB Granada ya se puso el mayor aval para competir en ACB con la obligación de convertirse en SAD. «La ley 22 de los Presupuestos Generales del Estado 2021 metió una coletilla que habilitó la posibilidad de competir en ligas profesionales con clubes. Nos encontramos que la normativa nos dejaba en una posición donde nos permitía competir pero nos tenían que decir como» apuntaba Galera.

La ventaja que supo potenciar Agaz Abogados y Consultores para atajar el problema de la inscripción en ACB es que las fundaciones tienen una sección deportiva. «Con esto conseguimos crear el nuevo club y poder inscribirnos sin ningún problema. Esta medida fue aceptada de forma unánime por todos los consejeros de la ACB».

De esta forma, nace el Club Deportivo Granada por el Baloncesto donde «la parte profesional de la Fundación CB Granada se ha escindido en favor del nuevo club creado. Entonces, si entramos en la web de la ACB se puede ver que todos los equipos son SA menos los nazaríes que son Club Deportivo Granada por el Baloncesto» explicaban los dos abogados.

Los Astérix y Obélix de la ACB

Desde siempre, el espíritu de la Fundación CB Granada ha sido el de promover el deporte en la provincia. Óscar Fernández y su equipo querían seguir con esa continuidad y casa perfectamente con los ocurrido en estos días. «El club sigue en esa línea y no es una sociedad mercantil, no tiene ningún ánimo de lucro. El espíritu de por y para el deporte sigue vigente» indicaba Galera. 

Los cambios en la sociedad son constantes. Actualmente, se está debatiendo en el Senado y Parlamento un cambio en la Ley del Deporte español. Esto es debido a que ya se prevenía la entrada de figuras nuevas «no todo el éxito está en convertirse en SAD. Existen otras formas y modelos que se han ido aplicando poco a poco». 

«Con el empuje que está teniendo el club y el gran salto de abonados que se espera que siga habiendo va denotando que sigue vivo el espíritu de la Fundación de los inicios.» Eliseo Rodríguez y Carlos Galera saben bastante de esto tras años en el mundo jurista. Ellos fueron los precursores de la conversión del Marbella a SAD, pero ven diferencias con la situación de la Fundación CB Granada. La esencia de un club está en sus aficionados. Aunque parezca mentira, la palabra Granada está vinculada a 4 clubes históricos que han perseguido eso. Se podría decir que son los Astérix y Obélix de la competición, ellos solos frente a las Sociedades Anónimas Deportivas» explicaban con orgullo lo que acaban de conseguir. No sólo para el club, sino para toda la sociedad granadina que ha estado apoyando el baloncesto en Granada. Un deporte que ha tenido cabida en la provincia, pero tras la desaparición del extinto CB Granada perdió poder. El triunfo no solo es de ellos, es de todos