El Ayuntamiento de Algarinejo ha recomendado a sus vecinos el confinamiento voluntario ante el brote de coronavirus detectado. El equipo de gobierno de esta localidad de 2.600 habitantes situada en el Poniente ha pedido no realizar desplazamientos y salidas que no sean necesarios hasta que el foco esté “controlado”.

Así lo ha señalado en una resolución de Alcaldía distribuida en su perfil oficial de Facebook que, este pasado lunes, decretaba también el cierre al público de todas las oficinas municipales salvo casos excepcionales. “Recomendamos a la población que toda consulta o información que se requiera” se haga bien a través de teléfono o correo electrónico, o bien en la sede electrónica.

Se trata del cuarto municipio granadino que pide el autoconfinamiento a sus vecinos por brotes de COVID19 después de la Puebla de Don Fadrique. El municipio poblato ya ha levantado la recomendación tras dar por controlado un brote que llegó a contar con 16 positivos. Otros territorios que también han pedido el autoconfinamiento son Busquístar y La Taha, en la Alpujarra.

En la resolución firmada por el alcalde de Algarinejo, Jorge Sánchez, se suspenden el mercadillo semanal -también en Fuentes de Cesna- y las actividades culturales y deportivas municipales. Se cierran temporalmente parques y plazas, y se decreta la activación del plan de emergencias municipal.

Igualmente, el Ayuntamiento ha procedido a nuevas tareas de desinfección en calles y espacios públicos, y aumentado la vigilancia “para el correcto cumplimiento de la normativa y medidas establecidas en relación a la pandemia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *