No es algo descabellado y se podría plantear al Gobierno. Comunidades Autónomas como la Andaluza, la Gallega o las Islas Canarias y Baleares, pretenden ir al margen de la desescalada planteada por el Gobierno. Y tendría lógica, si se compara el número de casos, por ejemplo que hay en Madrid y Cataluña, con otras regiones españolas.

Porque la desescalada o el desconfinamiento son términos nuevos para la sociedad. Aunque la ministra Montero aseguró que a partir del 26 de abril se podría ir recuperando la normalidad, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no pensó lo mismo: “Aún estamos en la fase dura”. Y eso lo que hace indicar es que ni en el propio gobierno se ponen de acuerdo. Porque aplanar la curva debe ser cosa de todos.

Es por ello por lo que algunas Comunidades Autónomas verían con buenos ojos una desescalada distinta. El Gobierno, por otro lado, confía más en una desescalada nacional, conjunta. Todos a una, Fuenteovejuna, que diría el gran Lope.

Canarias apuesta por una desescalada propia

Pues bien, desde hace días, Canarias viene barruntando la opción de independizarse y hacerlo por su cuenta. Con el espacio aéreo cerrado y con un porcentaje mínimo de contagios, el presidente canario Serra-Majem tiene otra idea: “Dada la singularidad geográfica y sanitaria de nuestras islas, se ha creado una comisión dentro de la propia Dirección General de Salud Pública que va a negociar, a discutir con el Gobierno central de qué manera nosotros podríamos desconfinarnos a un ritmo distinto al de muchas otras comunidades autónomas”.

Pero junto a ellos no hay unanimidad ya que Murcia, por ejemplo, y Baleares, estarían conforme con esta idea, pero otras no. Extremadura y Castilla y León también estarían conforme con una desescalada selectiva.

Pero el Gobierno será quien decida y tome la determinación de qué hacer. Y los criterios que van a guiar la acción del Gobierno para comenzar la desescalada según Illa serán «la prudencia y la cautela». Lo contrario sería poner en peligro el «esfuerzo colectivo» realizado. Por tanto parece poco probable que nadie pueda desligarse de la Pandemia antes que el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *