rafael-amargo-flamenco-baile-cante

El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo negó ayer ante la juez de Instrucción número 17 de Madrid, que estaba en función de guardia de detenidos, que la droga hallada en su casa fuera para traficar, llegando a afirmar que la gente en su casa “nunca sale con más de lo que entra” en alusión al consumo de droga de las personas que acuden a visitarle en su vivienda del barrio madrileño de Malasaña.

Tras dos días detenido, Rafal Amargo salió ayer en libertad con medidas cautelares tras prestar declaración ante la juez por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. También salieron en libertad su mujer, un amigo y el productor de la obra Yerma, cuya primera función tendrá lugar en la tarde de este viernes 4 de diciembre a las ocho.

Durante su declaración judicial, Amargo se limitó a reconocer ante la juez que es consumidor habitual de diferentes sustancias estupefacientes y negó pertenecer a una organización criminal, tal y como le acusa la Fiscalía Antidroga de Madrid.

Tras abandonar los juzgados de Plaza de Castilla, lamentó que se hubiera dado ese “espectáculo innecesario” e ironizó con que Pablo Escobar solo era uno. “En mi casa solo había mucha alegría en una casa donde hay muchos artistas”, manifestó y criticó la poca ética de las actuaciones poco antes del estreno de su obra.

El abogado defensor, Cándido Conde Pumpido, ha detallado en una entrevista en Telecinco que la libertad supone que “los hechos no eran tan graves como se pretendía” y como relataba el atestado policial, que recoge un amplio volumen de pinchazos telefónicos.

Mala imagen

Desde el pasado abril, los detenidos estaban sujetos a vigilancias a instancias de las pesquisas dirigidas desde la Fiscalía Antidroga de Madrid y el Juzgado de Instrucción enumero 48 de Madrid.

“Bajó incluso a hablar con los policías para ofrecerles tomar algo porque llevaban muchas horas y tuvimos alguna reunión incluso en el mes de abril en su casa. Y les dijimos que podían subir sin problema”, ha relatado el abogado, quien ha insistido en que no hay ninguna organización criminal ni ningún clan.

Según el abogado, Amargo manifestó ante la juez que “la gente nunca sale con más de lo que vienen” y le indicó que en su casa “hay mucha alegría” refiriéndose en ambos casos al consumo de drogas. Al respecto, Conde Pumpido ha señalado que se trata del mundo de los artistas.

El letrado ha incidido en que lo sucedido ha afectado a la imagen de su cliente, que esta noche estará en la primera función de su obra Yerma en el Teatro de la Latina.

Diferentes tipos de droga

En los registros de dos viviendas, una de ellas del artista y otra de su productor, la Policía halló 60 gramos de metanfetaminas, 40 de ketamina, tres botes de Popper, varias bolsitas de mefedrona, una bolsita de 2CB y dos pequeños botes de GHB -éxtasis líquido-.

También había una caja de testosterona de la marca Propandrol y un blíster de Viagra; además de una pequeño peso, 8 móviles (uno de ellos de tecnología antigua) y casi 6.000 euros en billetes de 100, 200 y 500 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *