Tras la reunión del comité de expertos encargado de asesorar al Gobierno andaluz, la Junta de Andalucía ha tomado la decisión de cerrar perimetralmente la región del sur de España desde el próximo viernes 30 de octubre hasta el día 9 de noviembre.

Juanma Moreno explicó públicamente que “mientras no exista vacuna contra el coronavirus, no tenemos otra forma de contenerlo que limitar los movimientos de personas y reforzar los centros sanitarios”. Además, se mantendrá el toque de queda entre las 23:00 horas y las 6 de la mañana.

El presidente autonómico cree que “Andalucía actúa con prontitud, rigor y equilibrio. Estas medidas son difíciles pero más vale prevenir que curar. Si hay que tomar decisiones más drásticas y difíciles, las tomaremos“. Y lanza un mensaje a la población: “Vamos a tomarnos esto muy en serio. Hemos sido ejemplo de responsabilidad en la primera ola de la pandemia, redoblemos esa seguridad”.

Juanma Moreno también manda un mensaje al Gobierno de España: “Está en su mano el éxito o fracaso de estas medidas. Aquí no hay una policía autonómica como en Navarra, País Vasco o Cataluña para la vigilancia del cumplimiento de estas medidas. Espero que la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local tengan en su mano las herramientas necesarias”.

Por último, advierte de la gravedad de la crisis tanto sanitaria como económica: “Estas medidas no van a acabar con el virus, solo ocurrirá cuando haya una vacuna y nadie puede asegurar cuándo será ese momento. Si todavía hay alguien que no piensa que estamos ante el mayor riesgo de economía, que abra los ojos. En esta crisis nos jugamos el presente pero también el futuro“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *