El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha planteado que el Gobierno central acelere la distribución de los fondos que ha anunciado el Ministerio de Educación y FP. De esta forma ayudar a las comunidades autónomas a consolidar en el próximo curso 21-22 las medidas que permita desarrollar con éxito el curso actual.

Imbroda también ha pedido que el Ministerio precise el destino posible de esos fondos. Así seguir avanzando en la planificación del próximo curso y que los centros educativos conozcan cuanto antes los recursos con los que van a contar.

De esta forma se pretende planificar el siguiente curso

El consejero de Educación y Deporte ha subrayado la necesidad de asegurar la presencialidad como norma general para el alumnado. A partir de la experiencia acumulada en el actual, incluyendo, en todo caso, planes de contingencia. Así, los centros educativos pueden adaptar su organización a las directrices de las autoridades sanitarias en caso de situaciones de riesgo.

A partir de la experiencia del curso 20-21, el consejero andaluz de Educación y Deporte considera fundamental continuar con la organización de los grupos de convivencia escolar. Además de la transformación del horario de coordinación covid en horario de coordinación de salud. Manteniendo la conexión de los centros educativos con los centros de salud Por tanto, consolidando los recursos en ambos ámbitos; continuar con el refuerzo de limpieza y las medidas generales de higiene personal, el uso de mascarillas en espacios cerrados y la ventilación natural.