La Junta de Andalucía sigue su guerra particular con el Gobierno Central en cuanto a reivindicaciones, defensa del autónomo andaluz y también en materia sanitaria. Elias Bendodo y Jesús Aguirre han puesto de manifiesto las medidas llevadas a cabo por el ejecutivo andaluz y han puesto de manifiesto, de nuevo, que Andalucía está preparada con dos planes de contingencia: En caso de llegar a los 9.000 o superar los 15.000 contagiados.

Porque la Junta sigue confiada en que Pedro Sánchez y su ejecutivo respondan a la demanda de más de tres millones de autónomos que son los grandes olvidados de esta crisis. Decía Elias Bendodo, consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía y Portavoz de la Junta de Andalucía, que los 500.000 autónomos de Andalucía se merecen aliviar su carga al igual que las Pymes.

Al respecto, aún sigue sin haber respuestas concretas del ejecutivo andaluz que confirmó 25.402 ERTEs en Andalucía. «Vamos a ayudar a todas las empresas pero recomendamos a las pymes que es mejor un ERTE que un ERE«. Porque «es mejor desacelerar juntos que hacerlo de golpe. Parar la actividad de golpe será mucho más costoso luego arrancar de cero».

Pero siguiendo el plan de contigencia, próximamente está previsto que se incorporen 7430 sanitarios más y más de 26.000 camas hospitalarias, previendo un aumento de contagiados por el coronavirus.

25402 ERTES presentados en Andalucía y se llevará a consejo de Gobierno. Además Bendodo pidió que «los liberados sindicales se incorporen, de manera voluntaria. Pedimos a todos los liberados sindicales se incorporen a sus puestos de trabajo. No es una obligación pero les facilitamos el camino a que lo hagan voluntariamente a meter el hombro en esta situación de crisis». Y lo podrían hacer en sus lugares de residencia.

Por su parte, el consejero de salud y famila, Jesús Aguirre se mostró optimista con «la curva de crecimiento que es menor y eso indica que estamos en un periodo de contención importante y el trabajo de todos los sanitarios está siendo muy óptimo y está ayudando a todos los andaluces».

En total el lunes se hicieron más de mil test en toda Andalucía, lo que hace que el número haya subido. «Estamos esperando que el gobierno nos envíe los test que nos dijeron y mientras tanto estamos intentando nosotros hacernos con más test de fuera. Es algo que consideramos fundamental y queremos tener y hacer los máximos posibles lo antes posible». Aguirre además se postulaba: «El volumen que hacemos es de dos mil diarios. Pero en cuanto podamos, lo primero lo extenderemos a los sanitarios, a todos los integrantes de residencias, a los pacientes que están vigilados en casa y extenderlo a continuación al resto de la población». Aseguraba que «creemos que es vital para cortar la cadena de contagios».

Más de 700 residencias de mayores que se controlan desde la Consejería de Salud. Se ha puesto en cada provincia una enfermería de enlace que se encarga de que los protocolos se cumplen. Actualmente cuando sale un positivo en una residencia, intentamos aislarlos y también intentamos separar en la propia residencia a los contagiados de los no contagiados.

«Los equipos de protección individual a los sanitarios, ningún país estaba con stock suficiente para ello. Cuando hablamos de mascarillas y de la compra, es ampliable a todos los equipos de protección», aseguraba Aguirre.

Lo que ha hecho la Consejería es que las clínicas privadas que están cerradas como estética y similares, estamos recogiendo los respiradores y estamos centralizándolos en Antequera. Al igual que las ambulancias. Estamos haciéndolo para trasladarlos a cualquier punto de Andalucía. Desde allí manejamos el volumen de respiradores. Y estamos dispuestos a hacer un préstamo al gobierno si lo desean.