granada-centro

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha indicado que la comunidad autónoma iniciará el 9 de mayo un proceso de transición a la normalidad tras el fin del estado de alarma. “Una especie de recta final en la lucha contra la pandemia después de catorce meses tremendamente duros”, ha dicho.

Esa desescalada, vinculadas al nivel de vacunación en Andalucía, estará dividida en tres fases. Una de estabilización desde el 9 de mayo. Otra de avance a partir del 1 de junio. Y una última de normalización a partir del 21 de junio. Para esta fecha, “si se cumplen las previsiones en el envío de vacunas”, el Gobierno andaluz espera que el 70% de la población tenga al menos una dosis administrada. Además, en torno al 40% esté completamente inmunizada.

En cada fase se irán ampliando los horarios de apertura de comercios y hostelería de manera progresiva. Asimismo, los aforos de comercios, bares, restaurantes, transportes y espectáculos públicos dependerán del nivel de alerta –del 1 al 4– que se declare en cada municipio.

Este domingo, que con el fin del estado de alarma desaparece tanto el toque de queda como el cierre perimetral de la comunidad, se iniciará la fase de estabilización. Esta comprende las siguientes medidas.

Movilidad

En cuanto a la movilidad, sólo permanecerán cerrados perimetralmente aquellos municipios de más de 5.000 habitantes con una incidencia acumulada a 14 días de más de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes.

En ellos, únicamente se permitirá la actividad comercial esencial. En los de menos de 5.000 habitantes, se hará una evaluación de riesgo específica. “Al no haber estado de alarma, estos cierres de municipios entrarán en vigor, pero deberán ser ratificados por la Justicia”, ha aclarado.