En medio de una pandemia y con el gobierno central poniendo más trabas que otra cosa a las comunidades autónomas, como por ejemplo sucede con Andalucía, los andaluces responden de manera diferente. ‘Andalucía Respira’, un respirador andaluz que van a cubrir las necesidades de todo el que lo necesite.

Gobierno central, otras comunidades u otros países. De hecho, ha sido el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanm Moreno, quien ha mostrado el orgullo que trae consigo un producto que se ha desarrollado en 20 días: «Es la mejor prueba del esfuerzo conjunto de nuestra sociedad, de la más fructífera colaboración público-privada y de una ejemplarizante transferencia de conocimientos entre nuestra universidad, nuestros institutos especializados, y el empresariado».como éste:

Moreno ha mostrado al mundo un respirador que funciona. Lo ha hecho en la sede de Fujitsu en Málaga, en la que se están fabricando los respiradores ‘Andalucía Respira’. Estos respiradores son un ejemplo claro de la innovación, del desarrollo, de la investigación y de la audacia que existe en Andalucía. Moreno también ha explicado que países como Colombia, México y Ecuador ya se han mostrados interesados en ellos. «Estos respiradores van a cubrir las necesidades frente a la pandemia del coronavirus y, además, son un ejemplo de solidaridad porque están abiertos a las necesidades de los españoles y del mundo».

Moreno ha visitado la planta de Fujitsu en Málaga

Todas las tareas de desarrollo arrancaron el 19 de marzo y se culminaban el pasado 10 de abril «con el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios».Un éxito de muchas partes y en parte de la Fundación Progreso y Salud, adscrita a la Consejería de Salud y Familias.

Además, Moreno ha indicado que a la satisfacción médica se une la laboral, ya que este proyecto ha permitido la reincorporación de catorce trabajadores afectados por un ERTE. Y lo mismo sucederá en las factorías de Efficold en Córdoba, Navantia en su planta de Cádiz, en la jienense Avantecsur, y en las sevillanas de Airbus y Alestis, donde, de igual forma, se fabricará este respirador netamente andaluz. «Hoy por hoy, es el único respirador nacional autorizado como alternativo a los convencionales con marcado CE, pudiéndose por tanto utilizar en cualquier hospital español», ha agregado.

La fabricación de estos respiradores muestra a Andalucía como una región puntera y a la vanguardia de la tecnología. Y ha sido posible gracias al apoyo y trabajo de los profesionales de los hospitales Regional y Virgen de la Victoria, investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IBIMA) y profesores de Ingeniería de la Universidad de Málaga. «Cosas como ésta demuestran nuestra capacidad de resiliencia porque en los momentos difíciles somos capaces de sacar nuestro talento y poner en marcha algo tan importante como es el hecho de salvar vidas».

El mundo entero podrá contar con los respiradores

Actualmente se está en disposición de construir 30 unidades diarias pero la previsión apunta a que cuando los tres turnos que se han establecido para su fabricación estén en marcha se fabricarán un total de 480 unidades. Concretamente, las primeras 300 unidades serán para el Servicio Andaluz de Salud y el resto estarán a disposición de otras comunidades que lo necesiten, así como de otros países que ya se han mostrado interesados.

Moreno ha afirmado que Andalucía, una vez más, está demostrando estar a la altura del desafío planteado y ha sabido anticiparse a la pandemia del coronavirus desde antes incluso de que saltaran en España las señales de alerta.

El presidente andaluz ha subrayado la capacidad que tiene Andalucía para autoabastecerse, a la vez que ha incidido en la importancia de contar con proveedores locales y no tener dependencia del exterior. «En Andalucía la virulencia es menor que en otras comunidades pero si llegara un nuevo pico estamos preparados porque es un paso más de adelantarnos a los acontecimientos y enfrentarnos a esta pandemia que vamos a vencer sin ningún tipo de dudas», ha sentenciado.