Migue García es el portero del CD Huétor Tájar, equipo granadino del Grupo IX de Tercera División. Además, la temporada pasada era entrenador de porteros en el Juvenil División de Honor del Granada CF. Y en el día de ayer, día 10 de noviembre, atendió la llamada del programa Directo Marca Granada para hablar y dar a conocer un poco más al portero del momento en Granada, el juvenil Ángel Jiménez, quien estuvo a sus órdenes en la cantera nazarí.

“Estoy muy contento por el debut de Ángel. Se lo merece. Es todo humildad y trabajo. Me alegro que a la gente buena, trabajadora y honesta le lleguen los resultados”. Migue y Ángel cruzaron sus caminos “hace dos temporadas, cuando lo subimos por necesidades de plantilla, siendo todavía juvenil de primer año”. Ya el año pasado, “pasa a formar parte del División de Honor y yo paso a trabajar con él a diario. Tiene una actitud maravillosa. Tuvo que asumir el rol de tercer portero y fueron meses complicados para él, pero siempre estuvo predispuesto al trabajo y con buena actitud”.

FOTO: La Liga.

Migue pone la mano en el fuego por Ángel y no cree que su nueva fama le vaya a cambiar: “Es muy humilde, al igual que su familia. Nunca ha protestado por su falta de minutos. Me dijo después del partido que sigue siendo el mismo y que todas las enhorabuenas que se está llevando no lo van a cambiar. Seguro que será así, porque lo conozco. Me transmite que no se esperaba la repercusión que tuvo su actuación”. Y cuenta una anécdota recientemente ocurrida: “Anoche le escribió al analista del División de Honor, porque juega este miércoles, para pedirle el partido suyo del Dos Hermanas y el informe del CD 26 febrero juvenil. No tengo dudas con que al chico no se le va a subir a la cabeza”.

El ex entrenador de porteros de categorías inferiores del Granada CF reconoce que “nadie sabíamos que iba a hacer ese partido. Te enfrentas a una Real Sociedad, con el equipo en cuadro y hay que valorar esa seguridad que dio con sus paradas y penaltis, pero también a nivel de juego de pies y de hablar”. Dice Migue García que “el año pasado Rubén Torrecilla, el entrenador, me pedía que le transmitiese algo de carácter. Era muy tímido. Que intentara sacar del partido a Oyarzabal en el penalti fue toda una sorpresa. No me esperaba que sacase ese carácter”.

A la hora de comparar a Ángel Jiménez con un portero de Primera División, Migue lo hace, precisamente, contra el que fue su igual en la portería rival el pasado domingo: “Me recuerda mucho a Remiro, al de la Real Sociedad. Es un portero que se asemeja mucho a él, tanto físicamente como a la hora de jugar. Para el fútbol moderno tiene muy buenas cualidades. Sabe reconocer cuando jugar cerca o lejos, tiene buen pie, mide más de 1’90…”.

Foto: La Liga.

Sin embargo, su ex entrenador opina que Ángel todavía tiene “todo por mejorar, no deja de ser un juvenil y tiene 18 años”. Migue García pide prudencia con el meta maracenero: “Esto ha sido anecdótico. Ha sido una situación muy mala para el club, pues ha dejado de competir en mismas condiciones contra un gran equipo. Hay que tener tacto y prudencia con Ángel, que vaya cumpliendo sus etapas poco a poco. Creo que el año que viene debe subir al filial e ir entrando en la dinámica de entrenamientos con el primer equipo. Que siga aprendiendo de todos los profesionales del club”.

Lo que nadie le puede quitar al portero de moda en Granada es “ser un gran compañero”. Así lo dijo Migue García en Directo Marca Granada: “Nos lo demostró el año pasado. Cuando todo va bien y juegas todo el mundo es muy buen compañero. Pero donde eso se ve de verdad es cuando viene lo malo y llega el momento del banquillo o la grada. En eso Ángel es internacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *