antonio-cortes-granada-cf

El 24 de febrero de 2020 se hacía oficial el fichaje de Antonio Cortés ‘Antoñín’ por el Granada de Diego Martínez. El club reforzaba su parcela ofensiva con un jugador que había demostrado calidad y goles en sus apariciones en Segunda División con el Málaga. Sin embargo, su adaptación en el Granada no fue la esperada, perdiendo peso en el equipo y sin entrar en las convocatorias.

En su media temporada en el conjunto nazarí solo sumó 175 minutos en 8 partidos de Liga y 5 minutos en uno de Copa del Rey. Diego no contaba con Antoñín y la pasada campaña se marchaba cedido al Rayo Vallecano, apareciendo en 30 encuentros y anotando siete goles en un equipo que en el playoff acabó ascendiendo a Primera.

Este verano parecía que podía ser el de Antonio Cortés, más centrado mentalmente y más hecho físicamente, teniendo minutos en los primeros compromisos de la pretemporada. Pero no ha sido suficiente para convencer a Robert Moreno, por lo que se le ha buscado una salida en forma de cesión.

El Málaga anunciaba la vuelta de un “malaguista de casta. Un jugador referente en ataque que puede actuar en diferentes posiciones de corte ofensivas. Su velocidad, inteligencia y olfato innato de gol hacen del él un futbolista versátil capaz de adaptarse a diferentes sistemas de juego. Antoñín ha madurado considerablemente como jugador desde su marcha. Hoy regresa a casa para seguir creciendo. No hay mejor lugar“.