El Parque Norte de Bomberos ha acogido la reunión inicial del foro de agentes que participan en el Proyecto PathoCert, que servirá para evitar la contaminación del agua en situaciones de catástrofe, como por ejemplo un terremoto. El Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS), y Emasagra forman el eje estratégico del proyecto y coordinarán acciones conjuntas con Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno y el Servicio de Protección Civil de la Junta de Andalucía en Granada. También dará soporte a este encuentro, CETAQUA (Centro Tecnológico del Agua), que junto con el Ayuntamiento de Granada completan el proyecto a nivel nacional.

Actualmente existen una gran cantidad de soluciones de identificación, detección y análisis de patógenos en el agua. Sin embargo, parece haber un número limitado de tecnologías que aborden las necesidades de los agentes de protección en una plataforma integrada, o que mejoren la capacidad de respuesta ante situaciones de catástrofes sobrevenidas.

Todo este proyecto evidencia la calidad del trabajo elaborado y presentado por el Servicio Municipal de Protección Civil, Bomberos y Emasagra, quienes ya coordinan de forma muy activa multitud de protocolos en distintas materias y que se refuerzan en este nuevo ámbito ante los posibles episodios de contaminación derivados de desastres que, aunque muy improbables, se adaptan en nuestra casuística municipal en el ámbito de la zona sísmica en que nos encontramos.

Este ambicioso proyecto se inició en septiembre del pasado ejercicio y contará con tecnología de última generación, sensores, satélite y drones. Tendrá una duración de tres años, cuenta con un presupuesto comunitario de siete millones de euros y la participación de 23 instituciones de primer orden en investigación de doce países europeos.

El concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz, que ha visitado el parque de Bomberos Norte para interesarse por el desarrollo de la primera jornada, ha celebrado que Granada se haya convertido en la referencia de Europa para hacer este estudio, gracias a la calidad del trabajo presentado en su día por el Servicio de Bomberos y Protección Civil”. Por otra parte, ha remarcado la importancia de realizar estos estudios, claves en la prevención ante riesgos y ha recordado que, una vez sean validados “nos servirán para establecer protocolos para la toma de decisiones que compartiremos con el resto de países de la UE”.

Para Gustavo Molino, jefe de bomberos, “los resultados de PathoCert fortalecerán las capacidades de los equipos de respuesta inicial y las agencias, en términos de detección precisa de patógenos en tiempo real, mayor conocimiento de la situación, mejor capacidad en el control de eventos de emergencias y mitigación de riesgos así como la coordinación conjunta entre los organismos para gestionar eficazmente estos acontecimientos”.

Según Sergio Iglesias, técnico del Servicio Local de Protección Civil y responsable del proyecto en Granada, “En este proyecto nos involucramos todos los agentes llamados a intervenir en una hipotética catástrofe, este proyecto es para Granada una experiencia única y una gran oportunidad que nos permite avanzar en la protección en la vida de las personas”.

Iglesias ha explicado que, en concreto, la principal aportación de nuestra ciudad consistirá en validar y testar que los distintos productos y tecnologías resulten eficaces al aplicarse y comunicar a los integrantes del consorcio investigador cómo queremos que se comporten estos productos aprovechando la especialización de nuestro socio estratégico Emasagra, con alta experiencia tecnológica y de participación en proyectos de investigación en ámbito Europeo.

Marcos A. Martínez, director de Operaciones de Emasagra, ha añadido que “es un ejemplo de colaboración público-privada, para garantizar el suministro de este bien básico en estos contextos aumentando la resiliencia de la ciudad y su capacidad de respuesta ante estos eventos”.