La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha reanudado la tramitación del expediente del concierto social. Así se posibilita la incorporación de 83 nuevas plazas para el programa de Respiro Familiar para personas mayores y personas con discapacidad. Este programa contará con una dotación presupuestaria de 26,3 millones de euros. De esta forma se pretende superar las 300 plazas en total y adaptarse a la demanda real de las personas beneficiarias y sus familias.

Rocío Ruiz anuncia que la firma se llevará a cabo en los próximos meses, así iniciar este trámite cuanto antes. “El programa de Respiro Familiar es un recurso básico para garantizar una mejor atención de las personas mayores, las personas con discapacidad y sus familias. Nuestro compromiso es también cuidar a los que cuidan”, ha defendido.

Una inversión que beneficia a las familias

El presupuesto máximo de licitación para la prestación de este servicio, con los tres años de vigencia del concierto social, asciende a 26.366.795,60 euros e incluye un total de 320 plazas residenciales. De esa cantidad, 195 están destinadas a la atención de personas mayores de 65 años y 125, a personas con discapacidad.

La distribución de estas nuevas plazas viene determinada en base al reparto poblacional de las plazas ya existentes. Así como la demanda y el estudio de necesidades de cada zona. El reparto final de las plazas ofertadas mediante concierto social ha tratado de establecer un mapa más equitativo en cuanto a las plazas destinadas a este programa en las distintas provincias. Además, la reformulación del servicio ha permitido dar una respuesta a las entidades prestadoras para que puedan ofrecer este recurso con todas las garantías legales y jurídicas.