pep-boada-granada-cf

El nuevo director deportivo del Granada CF, Pep Boada, ha concedido una entrevista exclusiva en los canales oficiales de comunicación de la entidad rojiblanca. En ella, el directivo trata diversos asuntos como sus inicios en el fútbol, su andadura en el FC Barcelona o el proyecto del cuadro nazarí.

¿Quién es Pep Boada?: “Es difícil definirse a uno mismo. Soy una persona normal, amigo de sus amigos y a la que le gusta hacer las cosas bien, respetando a todo el mundo. Pero mejor que hablen de ti a hablar tú de ti mismo”.

Método de trabajo: “Las cosas es mejor hablarlas, que haya diálogo. Intentar siempre buscar consenso para tomar decisiones importantes. En la vida tiene que haber respeto hacia las personas. Intentaré aplicar mi forma de ser al trabajo y ser exigente al máximo. Cuando uno trabaja, tiene que ser exigente consigo mismo y con la gente que le rodea”.

Nuevo periplo: “Estoy muy ilusionado. Vengo de una etapa larga en el FC Barcelona. Ha sido como un máster porque he pasado por distintos trabajos. Tengo ganas de mostrar mi experiencia acumulada. Intentaré sumar y que el Granada salga beneficiado. En la vida hay que ser humilde y ambicioso”.

Ilusión y granadinismo

Máxima ilusión: “A la salida de la vida todos tenemos las mismas oportunidades las mismas y hay que ser el mejor, respetando a todos. Cuando jugaba siempre me ha gustado estar en buenos equipos. He disfrutado ganando y aquí vengo a lo mismo. A ayudar con mi experiencia y a rodearme de gente que piense como yo y que quiera aportar valor al Granada”.

Llegada al Granada: “La etapa del Barça está cerrada. Me quiero adaptar al Granada y ayudarlo a mejorar con mi experiencia y conocimientos. Queremos hacer un modelo fuerte, que permita que el Granada se haya beneficiado de nuestro trabajo cuando ya no estemos aquí. Lo que queda siempre es el escudo”.

Oportunidades a la cantera: “Los chicos tienen que desear subir al primer equipo sin que sea una quimera. Hay que darles herramientas para que los chicos vean que son puertas continuas. Que aquí no hay puertas blindadas, ni tienen llave. Solo hay que empujarlas con fuerza”.

Objetivo: “Que el equipo despegue con buenos resultados desde el principio para llegar a navidad en una posición tranquila. Eso ayudará al resto. Tenemos que sacar frutos de abajo a arriba. Si arriba la hay, la habrá también en el fútbol base. Llegará un momento en el que nos enfocaremos más en el trabajo formativo que en el primer equipo. Si lo hacemos bien, puede llegar el mercado de invierno o el próximo mercado con el trabajo muy avanzado con mucha antelación. Es lo ideal”.