eibar-laliga

Empezaba 2021 el Granada visitando la cancha en la que despedió el 2019 y el resultado fue parecido. De la derrota de antaño, a la de ahora. Fue un partido aburrido, sin ocasiones hasta que Yangel Herrera al inicio del segundo acto cometió penalti sobre Sergi Enrich.

La pena máxima la repelió Rui Silva pero un atento Bryan Gil aprovechó para abrir la lata. La lluvia y el mal estado del césped le dieron un puto de heroicidad al partido. Lo mejor de los andaluces fue Luis Suárez que se topó un par de veces con Dimitrovic.

Y Bryan Gil firmaría un doblete gracias al gol desde fuera del área. Desde entonces, poca chicha tendría el partido. El Granada lo intentaba con corazón pero sin hacer daño. Los eibarreses se conformaban con el resultado para lograr el primer triunfo del año como local.

El Granada empieza el 2021 con sensaciones extrañas. La Copa del Rey podrá servir para desquitarse porque el FC Barcelona espera el sábado 9 d enero. Aunque en Granada, todo es posible.