pablo-garcia-junta

Pablo García, delegado de la Junta de Andalucía en Granada ha querido esclarecer el problema que veía dándose en Granada estos últimos tiempos. Los cortes en la zona norte de Granada eran reincidentes y querían darle una solución eficaz. Para ello, se ha convocado una reunión entre Ayuntamiento, Junta, Subdelegación de Gobierno y Endesa.

“Según los datos existe un elevado fraude en esa zona. Alcanza el 60% de las viviendas. Buena parte de este fraude se debe al cultivo ilegal de marihuna, cuya incidencia hemos visto aumentado por los datos apostados por la Policía y la Subdelegación del Gobierno”, confirma García.

Desde la Junta de Andalucía se quiere destacar que desde que se conocieron los datos de la auditoría de una empresa independiente respecto al estado de las redes de distribución de la zona norte, Endesa ha triplicado la potencia disponible este último año. No ha habido ningún contrato en la zona, al revés, ha bajado diez las contrataciones. Pero sí el 30% más de incidencias que 2020.

La única explicación es el fraude, la defraudación del fluido eléctrico. Algo que afecta de forma injusta a los ciudadanos que pagan sus recibos de forma reglamentaria. La Junta va a presentar tres actuaciones muy importantes que se espera que sean atendidas ya que fueron aprobadas por la mesa técnica.

La forma de combatir este fraude

La primera es que se ha abierto un expediente a Endesa para que nos detalle cuáles son las redes, el volumen de las contrataciones y el fraude. En colaboración con Endesa, se va a monitorizar cada uno de los 30 transformadores. De tal forma que cada ciudadano o institución puede conocer de forma real la potencia contratada en cada transformador, cuánta potencia suministra el equipo. Además del nivel de tolerancia que permite el transformador y a qué calles suministra energía este equipo. Por último, se va a contratar un equipo especial para detectar el fraude eléctrico. La suma de las entidades policiales, Ayuntamiento y la empresa Endesa.