Roberto-Carballes

El tenista granadino confirma las buenas sensaciones mostradas en el ATP Challenger de Túnez donde consiguió alzarse con el torneo. Carballés llegaba a la la tierra batida de París, su superficie preferida, con ganas de seguir demostrando. 

Roberto Carballés sigue con paso firme en su andadura en Roland Garros. El granadino tuvo que sudar al máximo en la primera ronda del torneo para vencer al alemán Oscar Otte, número 59 del ránking ATP, por 7-6 (5), 6-1, 3-6, 2-6 y 6-3 en la primera ronda de Roland Garros.

Partido muy duro de principio a fin. Después de ganar los dos primeros sets, con un buen tenis, pagó el esfuerzo y Otte logró equilibrar el partido tras imponerse en las dos siguientes mangas. El granadino daba sensaciones de ir muy justo de fuerzas para hacer frente al quinto set, pero el alemán también dio la impresión de no estar tan fresco de piernas y consiguió evitar la remontada para asegurar así su clasificación para el siguiente cruce. Una de las claves del encuentro estuvo en que Carballés ganó 55 tiros ganadores por 21 errores no forzados, mientras que su rival firmó 88 winners pero cometió 51 errores no forzados. El juego más compacto de Carballés se terminó imponiendo

En la segunda ronda tendrá como rival al italiano Jannik Sinner, número 12 del ránking mundial.