El secretario general de Políticas Sociales, Voluntariado y Conciliación, Daniel Salvatierra, y la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, se han reunido con la Cámara de Comercio de Granada, asociaciones, entidades y representantes del sector empresarial de la provincia. El objetivo era recoger sus aportaciones en los trabajos previos a la elaboración de la I Estrategia de Conciliación de Andalucía.

Salvatierra ha subrayado la importancia de esta estrategia. “De esta forma avanzar hacia una verdadera igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”. Una de las principales conclusiones del diagnóstico de la situación de Andalucía advierte de que “el 39,2% de las mujeres que se encuentra inactiva es debido a la dedicación a las tareas domésticas o de cuidado sin remunerar. Sin embargo, el 5,9% de los hombres alega esta razón”.

Daniel Salvatierra ha explicado que las políticas de conciliación de la vida laboral y familiar son aquellas destinadas a ampliar los recursos. Así se compatibiliza el cuidado familiar con la participación en el mercado de trabajo de hombres y mujeres. Además se entiende por corresponsabilidad al reparto equitativo de las responsabilidades domésticas y del cuidado de las personas entre mujeres y hombres.

El informe asegura que el mercado laboral en Andalucía tiene problemas estructurales que dificultan la conciliación. Además apunta que la razón mayoritaria entre los hombres para encontrarse inactivo es la jubilación. Mientras que la razón mayoritaria entre las mujeres para encontrarse inactiva es la dedicación a las tareas domésticas o de cuidado sin remunerar. Además, el 27% de las trabajadoras tienen una jornada parcial frente al 7,3% de los hombres. Los motivos principales son, en primer lugar, no encontrar otro trabajo a jornada completa. En segundo lugar, tener que cuidar a hijos y adultos dependientes.