Cerca de 1.100 escolares granadinos en situación de vulnerabilidad vuelven a clase  este curso estrenando material escolar gracias a la iniciativa impulsada por Ayuntamiento, Fundación La Caixa y CaixaBank, un proyecto que en palabras de la concejala de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, permite que “menores granadinos que viven en hogares vulnerables tengan mayores posibilidades para aprender en igualdad, creando su camino hacia un futuro mejor”.

En una visita al colegio Santa Juliana del distrito Chana donde se han entregado de los 1.087 kits con diverso material escolar, la edil ha recordado que “este recurso cobra especial sentido en este septiembre de vuelta al cole dadas las  dificultades generadas por la pandemia” y ha señalado que “la vulnerabilidad no solo se traduce en falta de recursos económicos, sino en dificultad para acceder en igualdad a recursos necesarios para una educación de calidad, una realidad que durante la crisis del covid19 ha afectado a hogares que hasta ese momento disfrutaban de mejores condiciones”.

Por ello ha agradecido en nombre del alcalde y de la ciudad a la Fundación La Caixa y CaixaBank, “por este programa orientado a la infancia en riesgo que seguro repercutirá en un mejor desarrollo académico”.

colegio-granada
Foto: Photographers Media

Para la concejala, “este y otros tantos proyectos de refuerzo educativo, asistencia psicológica, ocio o tiempo libre vienen a sumar en el objetivo común y compartido de ofrecer mas y mejores oportunidades a niños, niñas, adolescentes y familias con menos recursos” y ha asegurado que “constituyen prioridad para los servicios sociales municipales”.

Con tres modalidades distintas para cada ciclo educativo -preescolar, primaria y secundaria-, los kits se entregan en una mochila cuyo contenido varía para cada franja de edad y pueden incluir un estuche con material de escritura, un juego de reglas, un compás, una calculadora científica, o fundas de archivador, entre otras.

Los lotes se han distribuido a través de las entidades sociales que desarrollan el programa CaixaProinfancia en cada ciudad, y de ahí se han destinado a los distintos centros educativos participantes.

Han visitado el colegio Santa Juliana junto a la concejala, María del Mar Porcel, directora de área de Negocio de Caixabank en Granada Capital, y Rosa Márquez, directora del Centro Instituciones de Andalucía Oriental y Murcia de Caixabank, así como el edil de Educación, Jacobo Calvo y la directora del colegio Santa Juliana.

El programa de la Fundación La Caixa dirigido a hogares en situación de vulnerabilidad suma esta acción a las ayudas que durante el curso proporciona a más de 60.000 menores de toda España en forma de diferentes servicios de refuerzo educativo, ocio y tiempo libre, talleres y asistencia psicológica, así como de material escolar, gafas y alimentación.

El programa CaixaProinfancia trabaja desde hace más de 13 años con la premisa de que las condiciones de entorno, como la salud, la organización familiar o la red social influyen directamente sobre los procesos de aprendizaje y la escolarización, de manera que los niños y adolescentes que viven en contextos frágiles tienen más dificultad para conseguir el éxito escolar.

Los servicios de CaixaProinfancia buscan desarrollar en cada participante sus competencias básicas, mejorar los hábitos de estudio, promover la autonomía en el aprendizaje, incrementar las expectativas ante la posibilidad de éxito, e impulsar los resultados académicos o el rendimiento escolar. Con todo ello, también se espera mejorar la autoestima del menor y fortalecer los procesos de socialización e inclusión social.