Un equipo de científicos internacionales, liderados por la UGR, han encontrado un conjunto de 267 genes. Estos diferencian al Homo Sapiens del Neandertal y estarían relacionados con la creatividad. Su importancia reside en que les habría servido de supervivencia al primero del segundo.

Esta publicación se ha realizado en la revista científica ‘Molecular Psychiatry’. El artículo trata sobre las diferencias genéticas que sufrieron estas dos especies y que gracias a ello, el Sapiens consiguió sobrevivir a diferencia del Neandertal.

La creatividad permitió al Sapiens obtener ventajas más allá de las cognitivas. De esta forma, desarrollaron una mejor adaptación al medio y consiguieron una mayor oposición al envejecimiento, lesiones y enfermedades.

Los 267 genes forman parte de un grupo de 972 relacionados con la personalidad en adultos sanos. En otros trabajos se descubrió que estos 972 genes están relacionados entre sí en tres redes que afectan a la personalidad, aprendizaje e idioma.

“Estas redes han evolucionado de una manera escalonada. La más primitiva surgió en monos y simios hace unos 40 millones de años. Además es responsable de la reactividad emocional, es decir, regula los impulsos, el aprendizaje de hábitos, el apego social y la resolución de conflictos“, han explicado los investigadores de la UGR.