El Ayuntamiento de Granada continúa con su transformación del transporte público de la capital hacia un transporte sostenible y más respetuoso con el medio ambiente. De este modo, la flota urbana ha sumado cinco nuevos microbuses híbridos destinados a prestar servicio por diversos entornos como el Realejo, el Albaicín, la Alhambra o el Sacromonte.

Con un número máximo de 22 plazas y una rampa manual para garantizar el 100% de accesibilidad, estos microbuses híbridos ‘Sprinter’ de la casa Mercedes-Benz se incorporan a la capital granadina para evitar lanzar a la atmósfera “más de 100 kilos de dióxido de carbono” en materia de emisiones contaminantes, como ha asegurado César Díaz, edil de Movilidad.

Para el concejal, “es una apuesta por la sostenibilidad, por el transporte sostenible. La mejora del medio ambiente es una cuestión compartida por toda la corporación municipal. Nos vemos comprometidos como equipo de gobierno para seguir desarrollando este tipo de medidas”.

Para esta misión, el Gobierno local aprobó una partida de 12 millones de euros destinada a la renovación de toda la flota de autobuses urbanos. Desde el pasado mes de julio, un total de 39 nuevos autobuses urbanos se han puesto en funcionamiento por toda la capital.

“Volvemos a dar otro paso más de cara a la mejora medioambiental. Lo hacemos en cuanto a proveer un transporte público más eficaz, eficiente y sostenible”, argumenta el alcalde, Luis Salvador. “Es una gran notica para el medio ambiente y la prestación del servicio. Estos microbuses son nuevos y cuentan con las mejores condiciones tecnológicas y medioambientales“, concluye.

Foto: Antonio L. Juárez/Photographers Media

Autobuses y patrimonio de la humanidad

Para el primer edil, esta renovación de la flota de autobuses urbanos va a favorecer a los barrios por donde van a prestar servicio. De hecho, se trata del primer paso para declarar al Sacromonte como patrimonio mundial de la humanidad.

“Trabajaremos para que el barrio del Sacromonte se incorpore al expediente de patrimonio mundial de la humanidad, donde están ya el Albaicín o la Alhambra. Lo haremos a través del fomento del flamenco y de su propio entorno natural, que ahora se va a ver mucho más reservado con este tipo de vehículos y junto con el anillo verde y el plan de reordenación urbana que se exigía desde hace más de 20 años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *