David Tenorio, recientemente renovado como entrenador del Recreativo Granada para la campaña 2020-2021, atendió a los medios oficiales del Granada CF. Tan solo días después de anunciarse su renovación, el granadino analizó su extensión de contrato. Además, comenzó a sentar las bases de lo que quiere que sea la temporada que viene con el filial granadinista. Todo ello, tras de conseguir permanecer en Segunda B ‘gracias’ al Covid-19.

Tenorio calificó su renovación como un “cúmulo de circunstancias”. Recordó que se trata de “la octava temporada consecutiva en el club de mi ciudad, donde nací y me crié, donde reside mi sentimiento”. Además, “supone la eterna confianza de la dirección en un profesional formado en la casa, que lleva alternando funciones entre el primer y segundo equipo durante siete años ininterrumpidos”.

Una renovación que para él supone “una responsabilidad por formar parte de una etapa esencial en la formación de jóvenes, que no es otra que el inicio del profesionalismo y la antesala de un futuro excepcional”. No quiso olvidarse, además, de muchos de sus homólogos en el fútbol base granadino: “Me siento un representante de los cientos de entrenadores granadinos, muy preparados, que se dedican a la formación en la base”.

Vista puesta en el futuro

Tenorio ya tiene la vista puesta en la siguiente campaña. Una temporada que llegará después de un verano irremediablemente alargado por el parón de las competiciones por la crisis sanitaria. “Si algo hemos aprendido en las últimas temporadas es que la Segunda B es una categoría extremadamente competitiva. No hay rival pequeño”. Una Segunda B que se verá modificada para la temporada que viene: “Con la creación de la Liga Pro estoy convencido que los clubes harán un esfuerzo superior en la búsqueda de presupuestos mantenidos o más altos. Hay muchos históricos, capitales de provincia, filiales de entidades poderosos y ciudades con extrema ilusión”.

Los apuros deportivos que ha pasado el Recreativo Granada esta última campaña no van a hacer que cambie la idea de Tenorio: “Debemos configurar la mejor plantilla posible, respetando nuestra idiosincrasia. ‘Granadinizar’ y ‘canterizar’ el equipo conlleva unos riesgos altos que jamás tuvimos en el pasado y asumimos en la 2019-20. Confío ciegamente en los profesionales de dirección deportiva que nos garantizarán la configuración más idónea, adaptada a nuestras circunstancias”.

Por último, informó de que, durante las próximas semanas, el filial mantendrá la dinámica de entrenamientos individuales. Y lo hará, según sus propias palabras, por tres motivos: “Primero, porque nos debemos al primer equipo y debemos estar preparados para cubrir cualquier necesidad. Segundo, no está descartado que podamos en un tiempo realizar algunas sesiones grupales en campo. Tercero, como profesionales no podemos dejar que el período transitorio o vacacional sea excesivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *