El confinamiento ha vuelto a la provincia de Granada. No a la Costa Tropical, comarca que cuenta con la mayoría de rebrotes que han aparecido desde el comienzo de la ‘nueva normalidad’. Ha sido en la localidad de Puebla de Don Fadrique. Con trece positivos por COVID19, el Ayuntamiento de la localidad ha pedido a los vecinos que guarden un confinamiento estricto.

El alcalde del municipio, Mariano García, ha declarado que “el escenario es preocupante”, ya que la situación “está desbordada”. Al parecer, los servicios sanitarios no contarían ni con los recursos materiales ni humanos suficientes para hacer frente a la propagación de la pandemia entre sus calles. Por ello, García ha pedido a sus ciudadanos guardar un confinamiento estricto y salir “sólo para lo imprescindible”.

A partir de este lunes entrarán en vigor algunas medidas decretadas por el equipo de gobierno poblato. Entre ellas, destacan el cierre de la propia Casa Consistorial y del resto de dependencias municipales, como la biblioteca, el Centro Guadalinfo o el gimnasio, así como de los servicios sociales comunitarios. El propio alcalde ha confirmado que se reabrirán cuando la situación se encuentre bajo control.

Además, también se ha activado el Plan de Emergencias municipal y se ha suspendido el mercadillo semanal. El Ayuntamiento pide no asistir a actos religiosos y el aforo del tanatorio queda reducido a diez personas. García ha mostrado la importancia de no saturar los servicios sanitarios -el ambulatorio de la localidad y el Hospital Básico de Baza-.

Por último, el primer edil poblato ha pedido a la Junta de Andalucía la incorporación de profesionales sanitarios y de recursos suficientes para poder reconducir la situación de contagio. “No sabemos la cantidad de positivos que se pueden dar. Pueden ser 20, 50 o 100 más”, ha afirmado el alcalde de este municipio de 2.250 habitantes.

Una reunión de jóvenes, el origen

Según la información aportada por García, el origen de estos positivos habría estado en una reunión de jóvenes celebrada en una localidad vecina. Uno de los asistentes, que era positivo, habría contagiado al resto.

Desde el pasado viernes, dos familias del municipio ya estaban confinadas tras haber estado en contacto con una persona procedente de Valencia que, al regresar a su tierra de origen, habría dado positivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *