La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía está llevando a cabo este año 5 campañas de inspección. Principalmente sobre diferentes productos dirigidos a ser utilizados por la población infantil. En total, se realizarán controles sobre aproximadamente 800 productos a la venta en los establecimientos andaluces. Con el objetivo de verificar que cumplen con todos los requisitos de información y seguridad que establece la normativa.

La campaña de control del etiquetado y la seguridad de juguetes va a suponer este año el control del etiquetado de al menos 440 productos y la toma de 68 muestras. En el laboratorio se realizan las pruebas necesarias para comprobar la seguridad de los productos. En cuanto a la campaña de artículos de puericultura, se realizarán comprobaciones sobre un mínimo de 155 productos de distinto tipo. Como chupetes, artículos para la alimentación (biberones, cubertería, utensilios, etc.), cunas, hamacas, tronas y asientos elevadores, barreras de seguridad o mochilas portabebés, entre otros. Se tomarán 10 muestras para su envío a laboratorio. Respecto a la campaña de inspección de disfraces, se revisarán al menos otros 130 productos

Estas campañas se desarrollan en el marco del Plan de Inspección de Consumo 2020. Tras los ajustes realizados con motivo de las restricciones derivadas del Covid-19, comprende un total de 23 campañas que supondrán aproximadamente 5.600 actuaciones de control. Dirigidas a garantizar y reforzar la protección de los derechos de las personas consumidoras. Además de asegurar que los productos y servicios que están a la venta cumplen los requisitos

¿Cómo se comprueba la seguridad de los productos?

En primer lugar, se comprueba el etiquetado de los productos. Donde se verifica, entre otras cuestiones, que se puede identificar de forma clara a la empresa responsable del producto. Incluyendo su nombre, domicilio y NIF.

Por otra parte, se comprueba que se incluye el marcado CE siempre que corresponda. Un símbolo que acredita que el producto cumple con los requisitos europeos de seguridad. Así como que los productos destinados a menores de 36 meses incluyen de forma visible y legible la advertencia de limitación de la edad. Los que figuran en español las advertencias de seguridad y las instrucciones de uso.