La consejera Carmen Crespo ha valorado la apuesta del actual Gobierno Andaluz por por las actuaciones de restauración ambiental. A las que se destinan 9,8 millones de euros en lo que va de legislatura. Este montante supone multiplicar por diez los fondos dedicados a esta finalidad en los dos últimos años de la anterior Administración.

Crespo ha afirmado que desde su Consejería se está trabajando «para hacer de un problema una oportunidad«. Por ejemplo, aprovechando las labores de restauración de las zonas afectadas por incendios forestales para sustituir especies vegetales que no son autóctonas por otras que sí lo son.

Esta inversión pública conlleva creación de «empleos verdes». Por lo que incide en la dinamización de las zonas rurales. Por otro lado, contribuye al buen estado de los bosques de Andalucía, cuyo función de «sumidero de CO2» resulta de gran importancia «en una tierra especialmente afectada por el cambio climático«.