vehículo-policial

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada ha mostrado su rechazo ante el episodio violento sufrido por tres vigilantes de la empresa Securitas en el hospital Clínico San Cecilio de la capital.

La agresión sucedió en la madrugada del pasado lunes 6 de septiembre, cuando dos usuarios que estaban esperando a recibir atención sanitaria en Urgencias fueron requeridos por un vigilante de seguridad para que se pusieran la mascarilla, tal como recoge la normativa en materia de seguridad frente a la Covid-19.

En ese momento, ambos individuos comenzaron a agredirle verbal y físicamente así como a un compañero que se acercó hasta el lugar, e incluso a un tercer vigilante que fue avisado ante el “estado de alteración” mostrado por los agresores. Los tres trabajadores consiguieron defenderse hasta que llegaron los agentes de la Policía Nacional, aunque necesitaron atención sanitaria tras resultar heridos con luxación de dedo y hombrofractura en la mano del quinto metacarpiano y diversas contusiones respectivamente.

Estos hechos se han puesto en conocimiento de la Policía mediante la pertinente denuncia ya que finalmente los agresores lograron huir del centro hospitalario.

Vehículo policial en hospital
FOTO: Policía Nacional

CSIF Granada ha mostrado su máxima condena a este tipo de actos violentos, cada vez más frecuentes en parte “por las medidas de seguridad extraordinarias requeridas ante la Covid-19”, recordando que es hora de poner todos los medios necesarios para la concienciación ciudadana. “No es de recibo el mal trato verbal y físico que deben soportar de forma tan frecuente los trabajadores de los centros, en este caso de los que trabajan en primera línea de atención y pertenecen a empresas concesionarias de vigilancia privada”, ha subrayado Marina Tejero, responsable de Empresa Privada en CSIF Granada.

El sindicato demanda nuevas medidas preventivas, disuasorias y de protección coordinadas con el ámbito sanitario, que tenga en cuenta no solo al personal propio del Servicio Andaluz de Salud (SAS), sino a todos los profesionales que desempeñan su labor dentro de edificios sanitarios, como es el caso de los vigilantes de seguridad privada.