Tras el anuncio oficial del cambio de fase de la provincia de Granada, muchos negocios podrán reabrir sus puertas al público, eso sí, con protocolos exhaustivos y con limitaciones. Los empresarios granadinos llevan días preparando sus instalaciones para la vuelta al trabajo, por ejemplo, en los concesionarios. Hemos querido conocer cuáles son las medidas que han tomado en Ford Mica Motor.

            Rodrigo Peña es el gerente de la concesión ubicada en Avenida de Andalucía, número 130. Nos comenta que se ha basado “en la premisa de la seguridad tanto del cliente como de los compañeros. No estoy escatimando gastos y la inversión en material es muy elevada”. En Ford Mica Motor siguen las instrucciones de dos protocolos de seguridad, uno es el que han acordado las asociaciones de concesionarios y la patronal con el Estado, y otro interno “que es mucho más completo”.

“Ofrecemos al cliente la posibilidad de tomarse la temperatura al entrar en la concesión”

Rodrigo Peña. Gerente de Ford Mica Motor.

            Así, cuando ustedes acudan a partir del lunes 18 de mayo a la zona de venta y postventa, deberán hacerlo con cita previa. “Cuando un cliente entra por la puerta lo primero que se encuentra es la señalética de las distancias de seguridad y un lavado de manos con gel hidroalcohólico. Hay una persona en recepción con un termómetro y se le ofrece al cliente la posibilidad de tomar la temperatura por cercanía, nunca por contacto. No es obligatorio. También puede pasar a un despacho para tener más discreción y si supera los 37,5 le invitamos a que regrese otro día. También se le ofrece una mascarilla de usar y tirar y guantes”.

            Los vendedores han tenido que adaptarse a esta nueva situación. Llevan semanas teletrabajando a través de videollamadas y correos electrónicos a clientes potenciales. El contacto directo será diferente porque ahora tienen que “guardar la distancia de seguridad e irán con su mascarilla y una carcasa protectora”. También se ha reordenado el concesionario para que “haya más de dos metros entre las mesas de los vendedores”.

Prueba del vehículo

            ¿Y qué pasa si quiero probar el vehículo? Rodrigo Peña incide en que no pueden “parar la sistemática por culpa de la pandemia, hay que probar un coche antes de tomar la decisión”. Para ello se han reforzado las medidas y “todos los vehículos están precintados con una pegatina que une las dos puertas con el umbral central como garantía de que ha sido higienizado con productos después de que otro cliente lo haya manipulado por dentro o por fuera”. Para probar el coche hay dos opciones, “que el vendedor de Ford Mica Motor vaya detrás en el lado contrario para explicar las características y prestaciones del vehículo, o que lo haga el cliente sólo”.

            Importantísima es también la entrega del coche, tanto en venta como en taller. El gerente de Mica Motor nos explica que han comprado “una máquina de ionización y se ofrece al cliente esta posibilidad”. Por último, invita a los granadinos a visitar las instalaciones y percibirán que “hemos convertido la concesión en un entorno seguro anti-covid19 y totalmente protocolarizado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *