Los granadinos de algunas poblaciones de interior podrán bajarse a dar un chapuzón a la playa en trasporte público. La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha una nueva edición, la tercera ya, del Programa Estival de Transporte Litoral. Este programa cumple la misión de acercar de luchar contra el aislamiento de algunos pequeños municipios que están alejados de la costa.

Esta fórmula se aplicó en 2019 con éxito y, desde entonces, no ha parado de crecer. De las cinco rutas iniciales de hace dos veranos se ha pasado ya a 16 rutas para atender a una población de 280.000 personas.

Las rutas han empezado a operar desde el 1 de julio, un mes antes que el año pasado, y durante el periodo vacacional. Además, se sumarán a otros servicios de transporte público ya habituales de conexión con el litoral andaluz, reforzados durante el periodo estival para atender a la demanda de los usuarios. Con ello, no sólo se conecta a estas poblaciones, sino que se apuesta por el transporte público, ecológico y sostenible para ir a la costa frente al vehículo privado.

Nuevas rutas a las playas de la Costa Tropical

La provincia granadina amplía sus servicios en esta nueva edición y dispondrá de cuatro rutas. Repetirá la línea que tanto éxito tuvo el verano pasado que conectaba con una expedición (ida y vuelta) Lanjarón y las playas de Motril pasando por Barreras, Órgiva, Puente Siete Ojos, Vélez Benaudalla, Gorgoracha, Motril, Motril Pueblo Mediterráneo, Motril Playa Poniente y Motril Playa Granada. Esta línea tiene un recorrido de 50 kilómetros.

Además, se suman tres novedades. Los viernes sábados y domingos se establecerá una línea desde Lentejí hasta la playa de Almuñécar, pasando por Otívar y Jete. Una segunda ruta por Ítravo, Molvízar y Lobres hasta la playa de Salobreña. Además, se incorpora un servicio a la playa fluvial de Freila, en el embalse del Negratín, a la que podrán ir en autobús los vecinos de Caniles, Baza, Zújar y Freila todos los fines de semana.