El jugador del Athletic Club de Bilbao, Óscar De Marcos ha salido a rueda de prensa para comparecer en la semana del arranque liguero. Los vascos tendrán que volver a Los Cármenes para iniciar la temporada, mismo escenario en el que concluyeron la 2019-2020.

Preguntado por el partido, el centrocampista rojiblanco reconocía sus ganas de revancha: “La sensación del último partido de Liga fue mala por el 4-0. Esa espinita tenemos la oportunidad de quitárnosla en la 1ª jornada. Sabemos que el Granada es un equipo complicado, son duros pero tenemos que igualar en intensidad”.

¿Titular en Los Cármenes? De Marcos no esconde que le encantaría: “No tengo ni idea, lo decidirá el mister que intentará sacar el once que más le haya convencido en esta pretemporada. Siempre peleo por estar dentro del equipo titular y siempre pelearé por eso hasta que cuelgue las botas. Ojalá me toque entrar en el once, pero si no, a estar preparado por si tengo algunos minutos“.

Por último, fue preguntado por la polémica foto de sus compañeros besándose en una playa: “Al final creo que cada uno en sus vacaciones puede hacer lo que quiera pero está claro que si te expones, las críticas van a llegar y se asumen dentro del vestuario. Se dio positivo por una enfermedad muy dura. Una cosa es criticar por hechos que podamos hacer nosotros y otra es qué tipo de crítica porque es una enfermedad dura y complicada para todos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *