Lo de este Granada no es normal. Y punto. Porque entrar en Europa siendo un equipo recién ascendido no es normal. Ni tampoco lo es empezar la temporada con siete victorias en nueve partidos para un equipo modesto, como lo califica su entrenador en repetidas ocasiones. No lo es, ni mucho menos, plantarse en casa de un ex campeón de Europa y líder de la Eredivisie y jugarle de tú a tú sin ningún tipo de complejo. Ni tampoco remontarle el partido después del gol de un campeón del mundo como Mario Götze. Y mejor ni hablar de si el gol de Darwin Machis es normal… Pero es que este Granada nos está acostumbrando a hacer pasar cosas extraordinarias por la más absolutamente común.

El Granada CF comenzó el encuentro demostrando que no llegaba a tierras neerlandesas a encerrarse, por mucho que la prensa local vaticinase un equipo “con artimañas sucias” y un “planteamiento rácano”. Treinta segundos tardaron los de Diego en meter el miedo del cuerpo a los hoy rojiblancos con una buena triangulación en banda derecha y un cambio de margen que llegó a Carlos Neva en banda izquierda, pero que el gaditano centró sin encontrar rematador.

Llegaron justo después unos minutos en los que lo mejor llegó desde fuera del estadio. La caliente afición del PSV, sin posibilidad de acceder al estadio, quiso estar presente en el choque con un castillo de fuegos artificiales justo en el minuto doce, el número de la afición. El tedio se rompió, para desgracia del Granada, en el minuto 30, cuando Max Gonalons se lesionó en su rodilla derecha. Tuvo que ingresar Montoro para sustituir al francés, que no pudo continuar. Precisamente el centrocampista valenciano tuvo la ocasión más clara del primer tiempo para el equipo visitante, pero Mvogo despejó con reflejos.

FOTO: Granada CF / Pepe Villoslada.

El minuto 45 y los dos de descuento del primer tiempo fueron fatídicos para el Granada. En primera instancia por un gol anulado a Yangel Herrera. El venezolano, que no se cansa de perforar porterías, ya lo había hecho con la del PSV, pero el asistente de Felix Zwayer levantó con acierto el banderín. Inmediatamente después, se produjo una falta que parecía inofensiva en medio campo. Jorge Molina vio tarjeta amarilla por no permitir que el PSV pusiera el balón rápidamente en juego y, casualidad o no, eso provocó que la falta se sacase en largo, Dumfries tocase de cabeza y el balón le llegara franco a Götze en la frontal para batir a Rui Silva disparando de primeras.

Si alguien creía que un gol al borde del descanso iba a tumbar a este Granada estaba muy equivocado. Schmidt, técnico del PSV Eindhoven, quitó a su mejor hombre y artífice del primer gol en el descanso “por problemas musculares”. Y ahí resurgió el equipo rojiblanco horizontal, en el día de hoy raramente ataviado con camiseta y medias negras y pantalón azul. Doce minutos del segundo acto tardó el Granada en igualar la contienda. Una falta de Mauro Júnior, tras la que pudo ver la segunda amarilla, dio pie a una acción de estrategia culminada por Jorge Molina tras un balón al segundo palo que Puertas situó en el área pequeña. El de Alcoy, que había errado una muy clara pocos minutos antes, estrelló el balón en el larguero y después, entre Mvogo y la fortuna de un equipo ganador, introdujeron el esférico en la portería local.

FOTO: Granada CF / Pepe Villoslada.

El tanto granadinista dejó tocado al PSV. Y el Granada quería más. Diego Martínez dio entrada a Luis Suárez retirando a Jorge Molina para meter piernas frescas sobre el campo. Pero no fue el colombiano el que obró la remontada. La salvajada del gol que supuso el 1-2 sí tenía firma sudamericana, pero no colombiana, sino ‘vinotinto’. ¡De Tucupita pa’ el mundo! Eso debió gritar Darwin Machis al ver como su ‘banana shot’ besaba la malla del Philips Stadion, corría hacia el córner y se deslizaba de rodillas. Una locura de gol para un equipo que hace de la anormalidad virtud. Y por si eso fuese poco, el palo estaba del lado del Granada y Rui Silva se alió con él para detener un chut de Malen.

Ficha técnica
PSV Eindhoven – 1:
Mvogo; Dumfries, Baumgartl, Boscagli, Max; Götze (Viergever, 46’), Sangaré, Hendrix; Ihattaren, Malen y Mauro Júnior (Madueke, 73’).
Granada CF – 2: Rui Silva, Foulquier, Germán, Vallejo, Neva; Yangel Herrera, Milla (Eteki, 80’); Puertas, Gonalons (Montoro, 35’), Darwin (Soro, 80’); Molina (Luis Suárez, 69’).

Goles
1-0. Mario Götze (45’+1).
1-1. Jorge Molina (57’).
1-2. Darwin Machis (66’)

Incidencias
Partido jugado a puerta cerrada en el Philips Stadion de Eindhoven. El árbitro del encuentro fue el alemán Feliz Zwayer, que amonestó a Mauro Júnior en el PSV y a Molina, Milla, Montoro, Rui Silva y Luis Suárez en el Granada CF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *