El Alcalde de Granada, Luis Salvador ha decretado en la tarde del domingo los servicios mínimos que prestará el Ayuntamiento tras la reunión de la Comisión de Seguimiento del Coronavirus y ante la grave situación existente y la necesidad de adopción de medidas inmediatas y eficaces para hacer frente a una coyuntura que está afectando a toda España. Entre las medidas está el cierre de todas las oficinas municipales salvo algunas excepciones.

El consistorio contará desde este lunes 16 con «servicios mínimos» que se reducirán a contar con el personal municipal que garantice el correcto funcionamiento de las unidades administrativas y servicios municipales. La intención del decreto firmado por el dirigente es la de salvaguardar la salud de todos los empleados públicos lo máximo posible.

El trabajo telemático o la rotación durante los cinco días laborables son algunas de las medidas de las que quedan exento la Policía Local y Bomberos que estarán a disposición de la autoridad competente.

Sí tendrán servicios presenciales las áreas sociales, Igualdad, Servicios de limpieza y basura, control de tráfico, mercados municipales y los otras áreas institucionales, aunque con mucho menos personal que de costumbre.

49 comentarios

Comments are closed.