El Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana ha informado sobre un desprendimiento en la carretera A-7 en su paso por Granada. Por ello, tratará de trabajar lo más rápidamente posible para arreglar este problema. Los técnicos especialistas están tratando de averiguar las causas que han desarrollado este acontecimiento para poder reabrir esta carretera.

Desde el Ministerio se ha informado que estos desprendimientos comenzaron el pasado 9 de marzo. Terminando de concretarse el desprendimiento el pasado jueves. Por ello, se estableció como desvío la N-340.

Inmaculada López Calahorro, subdelegada del Gobierno en Granada, ha explicado que estos desprendimientos han seguido a lo largo de la noche. Sin embargo, no se han detectado retenciones de gran calibre.