La Policía Nacional, Guardia Civil y OFAST (Policía anti estupefacientes de Francia) han desmantelado una organización criminal que introducía, distribuía y vendía marihuana y hachís en Europa, deteniendo a 17 de sus miembros en la denominada Operación SPITZENS/COTAN.

La Operación se inició el pasado marzo, cuando la UDAIFF (Unidad de Análisis e Investigación Fiscal y de Frontera) de la Comandancia de Guardia Civil detectó varios envíos sospechosos a través de empresas de paquetería en el aeropuerto de la capital andaluza.

Tras poner esta circunstancia en conocimiento del EDOA (Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidrogas) de la Guardia Civil de Sevilla se realizaron las primeras gestiones, poniendo el foco sobre dos personas que pudieran estar dedicándose al tráfico de drogas. Poco después se supo que el UDYCO 2 (Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de la Policía Nacional) de Granada estaba también investigando a la misma organización, por lo que se coordinan las pesquisas y se llevó a cabo una operación conjunta.

Distribución de la droga

Para no levantar sospechas la organización adquiría la droga y la transportaba a Europa por diferentes medios:

  • A través de empresas de paquetería, haciéndolo pasar por un envío legal.
  • Transportando la droga en camiones, ocultando la misma entre la carga, sobre todo hortalizas.
  • Mediante el método “go fast”, viajando a gran velocidad con un vehículo cargado con droga precedido de otro vehículo que le avisa en caso de advertir presencia policial.

En los registros se han intervenido 72.000 euros en efectivo, diversas cantidades de marihuana y hachís, matrículas, un arma detonadora modificada, munición y un chaleco antibalas.

Se han detenido a 17 integrantes de la organización, de nacionalidad española, francesa y marroquí, 15 de ellos en España y los otros dos detenidos en Francia y Alemania, desmantelándose de este modo una importante organización criminal con importantes relaciones con otras organizaciones establecidas en Europa.