La Guardia Civil ha desmantelado en Granada una importante organización polaca supuestamente dedicada a la venta y distribución internacional de marihuana. Los agentes han detenido a 75 personas dentro de una operación en la que han valorado en ocho millones de euros las posesiones de bienes inmuebles y cuentas ya embargadas.

La operación ‘Vangelis’, coordinada desde Europol y con la colaboración de la Policía de Polonia, se ha saldado con la detención de estas personas de nacionalidades española y polaca por los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, de elaboración y tráfico de drogas, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas.

La investigación se inició en noviembre de 2017 al detectarse la presencia en la provincia de Granada de una organización delictiva. Esta organización operaba de forma permanente y se dedicaba a la producción, distribución y comercio de grandes cantidades de marihuana con destino a diferentes países de la Unión Europea.

La red, ahora desarticulada, perfectamente jerarquizada y dirigida desde Polonia, contaba en Granada con numerosos miembros. Cada uno de ellos tenía su cometido específico, según ha agregado el citado cuerpo. Un grupo abastecía regularmente de marihuana a la organización mientras otro se encargaba de la recogida de la marihuana cosechada para su traslado. Además, había un escalón dedicado a la recepción, envasado, almacenaje y custodia de la sustancia.

También contaba con otra rama dedicada al transporte y relaciones internacionales que se encargaba de transmitir las órdenes de la jefatura de la organización. Así, según la Guardia Civil, todo ello constituía un entramado eficaz de alta capacidad delictiva.

Una red inspirada en Pablo Escobar

Siempre actuaban de la misma manera, ya que la marihuana la cultivaban y recolectaban en distintas plantaciones de la provincia. Distintos intermediarios la almacenaban para posteriormente dársela a la organización.

Cuando se disponía de una gran cantidad de marihuana, esta era envasada, cargada en camiones de gran tonelaje dotados de sofisticados dobles fondos y transportada hasta el país de destino. La marihuana debía pasar un control de calidad antes del envío, tarea que realizaba uno de los dirigentes de la rama internacional.

La Guardia Civil ha agregado que una de las personas fuertes de la organización disponía de una finca rotulada en la entrada con el nombre ‘Hacienda Nápoles’ y se podía ver una avioneta real sobre la puerta de acceso a la misma. Algo semejante a la finca que fue propiedad del narco Pablo Escobar en la localidad colombiana de Doradal.

Imágenes tomadas por la Guardia Civil

Grandes celebraciones con dirigentes nacionales

El interior del recinto estaba decorado con fotografías de varios miembros de la esta organización delictiva haciendo ostentación de armas y grandes cantidades dinero. Además, este inmueble era utilizado “para hacer ostentación del poder de la red y para cerrar transacciones de droga y realizar celebraciones”, según la Guardia Civil.

La Benemérita ha destacado que era “especialmente significativo el tren de vida y ostentación que tenía la estructura internacional polaca cuando llegaba a territorio nacional”. Al parecer, se sucedían celebraciones en los mejores restaurantes, alojamientos en hoteles de lujo, así como fiestas con los dirigentes nacionales. Las visitas de los dirigentes eran muy frecuentes con el fin de controlar y supervisar las actividades de sus terratenientes en la zona.

La explotación de la operación se desarrolló en tres fases. La primera se inició en octubre de 2019, cuando se practicaron 24 registros domiciliarios en distintas localidades granadinas e intervinieron dos transportes de droga de alta capacidad en camiones semirrígidos ocultos entre la carga legal. Además, se incautaron más de media tonelada de cogollos de marihuana ya recolectados y envasados, 2.690 plantas de cannabis sativa, 187.440 euros en efectivo y dos pistolas.

Blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico

Los investigadores consiguieron numerosa documentación y pruebas que, supuestamente, relacionaban a la organización desmantelada con actuaciones de blanqueo de capitales procedentes de su actividad delictiva.

Por ello, se han bloqueado varias cuentas bancarias con más de 370.000 euros y se han embargado de forma preventiva un total de 36 inmuebles. También se han incautado medio centenar de vehículos relacionados con miembros del grupo. Estos bienes muebles e inmuebles están valorados en más de ocho millones de euros.

La operación, coordinada por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Santa Fe, ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil de Granada.

La Unidad de Delincuencia Organizada de la Comandancia Regional de Wroclaw, perteneciente a la Oficina Central de Investigación de la Policía de Polonia, ha colaborado para desarticular la organización criminal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *