La investigación se inició el pasado mes de junio. Cuando los agentes
tuvieron conocimiento de la existencia de una vivienda situada en una zona
residencial de Dílar. Donde se estaría cultivando marihuana a gran escala destinada a su posterior distribución. Las vigilancias y gestiones policiales hicieron posible la ubicación de la vivienda exacta donde podría estar cultivándose la droga. Así como la obtención de indicios que corroboraran la veracidad de su producción y la identificación del titular de la plantación.

Posteriormente se llevó a cabo un registro en el inmueble y se determinó
que el uso de la planta superior del inmueble se había acondicionado para
el cultivo de la marihuana. Se hallaron dos habitaciones con 444 plantas en avanzado estado de crecimiento y floración. Ambas estancias estaban
dotadas de todo el equipamiento necesario para favorecer el crecimiento y producción de las plantas. Y una tercera habitación contenía todo el utillaje y enseres empleados para el mismo fin. Los agentes desmontaron e incautaron la plantación y desmantelaron la instalación.

Técnicos de la empresa ENDESA, empresa que colabora permanentemente
con la Policía Nacional, verificaron que la vivienda se encontraba conectada al fluido eléctrico de manera ilegal. Mediante una doble acometida conectada directamente con la red de distribución eléctrica sin pasar por el contador de suministro.


El presunto titular del cultivo a gran escala fue quien franqueó la entrada a
los funcionarios. Fue detenido en el mismo momento como presunto autor de delitos de tráfico de sustancias estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico e infracción a la Ley de Extranjería al hallarse en situación de estancia irregular y ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *