La picaresca y los actos delictivos a veces están muy relacionadas. La Policía Nacional ha dado a conocer que han detenido a una mujer que había obtenido más de 10.000 euros usando la tarjeta bancaria de una amiga de la familia sin su conocimiento

La titular de la tarjeta bancaria era una mujer de 73 años con problemas de salud. El día que recibió la tarjeta en 2018 la guardó en un cajón sin llegar nunca a utilizarla.

Durante todo este tiempo se realizaron más de 30 operaciones de cargos en la cuenta asociada durante más de tres meses. Concretamente entre julio y noviembre de 2019, que supusieron un detrimento de más de 10.000 euros de la cuenta de la víctima

Las investigaciones policiales llevaron a la identificación de la presunta autora de la estafa. Se trata de una mujer de 43 años sin antecedentes policiales anteriores y amiga de la familia a la que los agentes detuvieron.