Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 35 años de nacionalidad española, al que le constaba una detención anterior, como presunto autor de los daños provocados de manera intencionada en una máquina recreativa situada en el interior de un salón de juegos del barrio del Zaidín.

La investigación policial la han realizado agentes de la Comisaría de Distrito Sur de Granada y se inició después de que un responsable de un salón de juegos situado en el barrio del Zaidín denunciara unos daños provocados de manera intencionada por un cliente del local. La empresa trató de cobrar el importe por los daños de mutuo acuerdo, sin llegar a denunciar el incidente. No obstante, tras el impago de los mismos, optaron por emprender las acciones legales oportunas mediante la denuncia del suceso en comisaría.

El incidente tuvo lugar el pasado mes de noviembre cuando un cliente habitual del establecimiento accedió al local dirigiéndose a la zona de la ruleta y comenzó a jugar en la misma. De forma repentina y, al parecer, tras perder una partida, el varón se mostró muy enfadado, llegando a alzar los brazos y propinar dos fuertes puñetazos sobre la máquina recreativa, la cual quedó dañada y prácticamente inutilizada. En un primer momento dialogaron con el cliente sobre lo ocurrido y éste asumió su responsabilidad diciendo que se haría cargo de los desperfectos que había originado, aunque el abono del importe de la reparación lo efectuaría en varios plazos. Tras este acuerdo y transcurridos ya varios meses, el jugador no ha llegado a abonar ninguna cantidad de dinero a la empresa, a la que tampoco ha realizado ninguna otra propuesta acerca de la forma de satisfacerlo, muy al contrario, cuando han contactado con él, ha manifestado que ya ha transcurrido mucho tiempo y que no pensaba pagar nada.

El detenido reconoció los hechos ante los agentes

Después de identificar al varón plenamente y una vez que los agentes realizaron las gestiones de investigación oportunas y obtuvieron indicios de su participación en los hechos denunciados, procedieron a su localización y detención. En las dependencias de la Comisaría de Distrito Sur, el arrestado reconoció ser el autor de los daños y dijo querer asumir el pago del importe de la reparación el cual satisfará cuando se le entregue el presupuesto que asciende a más de 1.100 euros. Finalmente, quedó en libertad a la espera de citación judicial.

La autoridad judicial ya ha sido informada de los hechos investigados.