Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 18 años y nacionalidad marroquí, con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de un robo en un piso de la zona centro de Granada, hasta donde habría escalado por la fachada para sustraer varios objetos del interior del mismo.

Tras ser sorprendido por una de las inquilinas huyó del lugar con un botín de más de 2.000 euros en material informático además de otros efectos personales. El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, habiéndose dictado su ingreso en prisión.

Sobre las seis y media de la mañana del pasado 16 de octubre, el CIMACC-091 de la policía Nacional recibió una llamada en la que una ciudadana informaba de haber sorprendido a una persona encapuchada en el salón de su casa, tras haberse levantado de la cama para averiguar la causa de los ruidos procedentes de esa habitación de la vivienda.

La inquilina, quien comparte piso con otras dos mujeres, a la llegada de los agentes de policía relató cómo tras sorprender a una persona encapuchada en el salón comenzó a gritar. Dichos gritos despertaron al resto de convivientes, encerrándose cada una en su habitación,  para dar  aviso inmediato a los servicios policiales.

Las tres moradoras del piso denunciaron la desaparición de tres ordenadores portátiles, junto con una batería de ordenador, cuatro cargadores para los mismos y varias memorias extraíbles, todo ello valorado en más de 2.000 euros. También echaron en falta un teléfono móvil con un valor de 300 euros, dos relojes de pulsera, varios juegos de pendientes, una mochila, un bolso y 50 euros en metálico, además de una tarjeta bancaria cuya rápida anulación seguramente evitó que fuese utilizada indebidamente por el presunto asaltante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *