Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 25 años, nacionalidad española y con antecedentes policiales, como presunto autor de un robo en un piso de la zona norte de Granada. El individuo habría escalado el edificio utilizando unas rejas, mientras uno de los moradores dormía.

El presunto delincuente habría sustraído una bicicleta y una mochila con material informático que posteriormente habría intentado revender como objetos usados. El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado 10 de septiembre. Una persona extraña escaló hasta la vivienda, compartida por tres personas, utilizando unas rejas colocadas en la fachada del inmueble para entrar finalmente por el balcón.

Uno de los moradores, que se encontraba durmiendo en esos momentos, percibió cómo alguien abría la puerta de su habitación y la iluminaba utilizando la luz de un móvil.

No obstante, siguió durmiendo, pensando que había sido alguna de las otras dos personas con las que convivía. Instantes más tarde, una de las moradoras, al llegar al domicilio, se percató de que la puerta del piso se encontraba abierta. Además, echó en falta una bicicleta y una mochila con material informático que habían permanecido guardadas en una habitación desocupada.

Encuentro fortuito con el presunto ladrón

Al día siguiente, los propietarios de los bienes sustraídos presentaron una denuncia en las dependencias policiales. El tercero de los moradores, sobre la una de la tarde del mismo día de la denuncia, sorprendió a un individuo y una mujer con la bicicleta sustraida de su compañero de piso junto a un establecimiento de compra-venta de objetos usados.

Avisó al propietario y este se personó en el lugar. A continuación, le solicitó al responsable de la tienda la devolución del vehículo, manifestando que había sido robada de su casa. El propietario recibió a cambio amenazas y un intento de agresión, por lo que desistió del intento de recuperar la bicicleta. Ese mismo día, el legítimo propietario se topó con el presunto ladrón haciendo uso del vehículo, suponiendo que él mismo debía de vivir por la zona.

Finalmente, la investigación llevada a cabo consiguió identificar y detener al presunto autor de los hechos. El individuo manifestó que la bicicleta se la había dado a su novia porque en el establecimiento de compra-venta no le habían ofrecido nada por ella. El detenido ya se encuentra a disposición de la autoridad judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *