Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 62 años sin antecedentes policiales previos como presunto autor de provocar un incendio en un solar de rastrojos colindante a un edificio de viviendas que finalmente no resultó dañado por ser sofocado cuando se encontraba a tan solo unos tres metros de distancia.

El incidente tuvo lugar en torno a las 20:00 horas del pasado día 31 de julio en una calle próxima al Camino de Ronda de Granada. A esa hora la central 091 fue alertada por testigos sobre la presencia de un varón que estaba provocando un incendio en un solar ocupado por rastrojos situado junto a un bloque de vecinos de unos ocho pisos de altura que se encontraba habitado con el consiguiente peligro para sus moradores.

Las dotaciones policiales comisionadas organizaron el acceso por dos vías diferentes para controlar los lugares de huída que pudiera tomar el pirómano y a su llegada observaron a un varón que coincidía con las características físicas aportadas por los testigos quien se deshizo de un objeto que tenía en sus manos arrojándolo al suelo. El objeto fue localizado por los agentes y resultó ser una caja de cerillas vacía que confiscaron.

El fuego fue totalmente sofocado por una dotación de Bomberos de Granada y no llegó a afectar al edificio de viviendas del que se quedó a solo tres metros de distancia. Los agentes detuvieron al varón que fue trasladado a dependencias policiales el cual manifestó espontáneamente ser un pirómano quien ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *