guardia-civil

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de cincuenta y dos años de edad que se negó a detener su coche cuando le dieron el alto. El hombre sabía que si lo detenían ingresaría en prisión a cumplir condena.

El ahora detenido estaba en requisitoria por el Juzgado de lo Penal número 5 de Granada. Este juzgado ordenaba que ingresara en prisión a cumplir condena tras el juicio por haber sido sorprendido conduciendo sin permiso de conducir tras haber agotado sus puntos.

Hechos

El pasado día 14 de agosto una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico intentó interceptar un vehículo cuyo conductor no llevaba puesto el cinturón de seguridad en la carretera A-402, en las inmediaciones de Moraleda de Zafayona, pero el dicho individuo no hizo caso a las señales de los agentes y huyó conduciendo de manera temeraria. Los agentes consiguieron interceptar el vehículo poco después en un área de servicio cercana y detenerlo.

Durante la detención se mostró muy agresivo, se negó a identificarse, intentó agredir a los agentes cuando estos quisieron introducirlo en el vehículo patrulla, intentó autolesionarse y rehusó someterse a las pruebas de alcoholemia.

Cuando la Guardia Civil consiguió finalmente identificarlo, los agentes comprobaron que el Juzgado de lo Penal nº 5 de Granada ordenaba su detención e ingreso en prisión para cumplir condena

Infracciones realizadas

Este varón también fue detenido por conducir sin carné, haber agotado los puntos asignados, conducir bajo el efecto de las drogas, negarse a someterse a las pruebas de impregnación alcohólica, desobediencia, resistencia grave a los agentes de la autoridad y conducción temeraria.