El entrenador del Granada CF, Diego Martínez, se ha mostrado satisfecho y muy orgulloso del trabajo realizado por sus jugadores ante el Omonia para hacerse con unos nuevos tres puntos en la Europa League. “La primera media hora del partido me gustó mucho. Ante la adversidad, otra vez el grupo lo afronta desde la unión y el compromiso. Nos sentimos orgullosos”.

El Granada es más líder tras el triunfo en el GSP Stadium. Con siete puntos, los rojiblancos miran por el retrovisor a PAOK, que es segundo con cinco, a PSV, tercero con tres, y a Omonia, último clasificado con un punto. El coronavirus no ha podido frenar al cuadro nazarí, que llegó a Chipre muy mermado por las bajas. Entre ellas, las del propio Diego Martínez.

“Mis test son no concluyentes. El viernes me harán otro test y se sabrá si soy negativo o positivo. Según me comentan, los dos PCR han salido con una carga viral que está en el límite para poder determinarlo. Puede ser que la enfermedad esté empezando o que ya haya otras células del virus anteriores”, ha explicado.

De todos modos, el míster ha querido tranquilizar a los aficionados en su aparición en El Transistor de Onda Cero. “Estoy bien, sin síntomas. Me he aislado en casa. Estoy más preocupado por mi hija pequeña, que me manda dibujos por debajo de la puerta”.

Durante el partido, el técnico ha afirmado que ha estado “en contacto permanente” con Álvaro García, analista del club. “También mediante videoconferencia hemos podido tener una cierta normalidad. Tengo un gran grupo técnico y un grupo de auxiliares que se comprometen al máximo”.

Resquicios de la pandemia

Otro que lleva más una semana de aislamiento es Roberto Soldado. “Está en la fase final de su recuperación. Esperemos que de negativo en los próximos días y que se pueda reincorporar. Llevamos dos semanas de COVID, lesiones… Pero está que se sube por las paredes“, ha comentado el gallego..

Sobre la baja de última hora de Antonio Puertas, Diego Martínez relata que en Chipre “entrenaron con mucha agua y por la noche estaba destemplado. Parecía que tenía síntomas. así que por precaución se ha aislado en el hotel junto con Lucena, su contacto estrecho”.

Sin embargo, el virus no está siendo capaz de estropear una temporada muy especial. El Granada lidera en Europa y se asienta en la parte alta de la tabla en Liga. “Ojalá ganemos muchos partidos y puntos, pero mira qué año de inconvenientes y adversidades. Todo lo que sea sumar es muy positivo. El desgaste es tremendo. Toca seguir creciendo”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *