Diego Martínez, entrenador del Granada CF, ha comparecido ante los medios antes de la última sesión de entrenamiento previa al partido ante la SD Eibar.

Bajas

“Se refuerza la decisión que tomamos de dejar a siete jugadores en Granada. Los tenemos bien y asumimos que habrá jugadores que no estén en plenitud y tengan que jugar el partido. Nunca hemos puesto ninguna excusa, nunca he hablado de excusas. Confiamos en nuestros jugadores siempre. Ipurúa es un campo muy difícil”.

El rival

“Ipurúa es un campo donde hay poco tiempo para decidir, con un equipo que juega intenso, que envía balones al área con buenos rematadores, con una idea de juego muy concreta y consolidada. Aunque estuviésemos con cero lesionados y en el mejor momento de la temporada, siempre va a ser un partido de máxima exigencia”.

Final de año

“Es el último esfuerzo, el último pasito de este 2019 que quedará para la historia. Después será ya momento de descansar, rearmarnos… El foco tiene que estar en el partido de mañana, que lo tenemos a la vuelta de la esquina y ojalá seamos capaces de ofrecer nuestra mejor versión”.

Agradecimiento al granadinismo

“Al granadinismo le doy las gracias. Deseo salud y felicidad y que sigamos construyendo este nuevo sentimiento. El Granada tiene muchos años de historia, y así como el equipo ha conseguido reinventarse, se ha reinventado en positivo. Intentemos ser felices con lo que tengamos sin volvernos locos aspirando a cosas que no nos toca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.