Diego Martínez

¿Cabe en tu cabeza el regreso?: “Hombre, para mí esto es un hasta siempre y un hasta luego. Siempre voy a estar vinculado a este club”.

Dónde te ves el año que viene: “Me veo, de momento, en la playa con mi familia. No sé lo que va a pasar el año que viene”.

Cuál va a ser el mensaje que vas a transmitir en tu despedida a los jugadores: “Les voy a dar un abrazo. Con eso basta”.

Mensaje para el próximo entrenador: “Toda la suerte del mundo. Estaré apoyando desde fuera y me tendrá para lo que necesite. Tendrá, cuando llegue, un grupo de personas trabajando a su alrededor extraordinario”.

Qué sientes al ver que se te califica el mejor entrenador de la historia del Granada: “El tiempo dirá si somos el mejor equipo de la historia del Granada CF. Si escribís eso es porque hemos transmitido y contagiado. Pero lo hemos hecho todos, no solo yo. Hemos dejado la camiseta en un lugar mejor, eso sí lo tengo claro. En el futuro llegarán otros equipos que, ojalá, mejoren todo lo que hemos hecho nosotros apoyándose en nuestro trabajo como nosotros nos hemos apoyado en 90 años de historia. Estaremos siempre eternamente agradecidos con esta afición”.

Arrepentirse de algo: “Soy una persona que intenta combinar ser reflexiva e instintiva. Todas las decisiones las hemos reflexionado y las hemos hecho con la mejor intención. No puedo arrepentirme de nada. A veces sale mejor y a veces peor. Pero volver atrás no sirve de nada”.

Cómo se imagina el día después sin él: “Son 87 años sin Diego Martínez en el club. La vida sigue. Es bueno que ese testigo y ese legado siga teniendo nuevos estímulos. A partir de ahora como un granadinista más”.

Pena por no despedirse de la afición: “Lo que me hubiese gustado es poder decir en esta rueda de prensa que todos hacemos la vida que hacíamos antes de la pandemia. Ojalá esa sea la noticia la temporada que viene. No tengo palabras para expresar lo queridos que nos hemos sentido”.

Qué te ha quedado por hacer: “Cuando uno da lo mejor que tiene y siente que sus jugadores y compañeros le han dado todo lo que tienen, no queda por hacer”.

Te quedas a vivir: “Me voy de vacaciones unos días (risas). Mi familia se lo merece”.

Cómo le comunicó a la plantilla la decisión: “Los llevo evitando unos días, la verdad. Se me iba a hacer mucho más difícil analizar las cosas. Los capitanes se han enterado por mí. Lo he hecho a través de ellos. Personalmente tendré un mensaje con todos en los próximos días. Estuvimos tomando algo después de la reunión de ayer y aparecieron los capitanes por sorpresa. Esos momentos no se pagan…”.

Miedo a salir del carrusel de entrenadores: “Si fuese por el miedo nunca me hubiera hecho entrenador. Cuando uno toma decisiones convencido, para nada tiene miedo. Muy a mi pesar, este momento es difícil, pero me voy satisfecho y pleno. Cuando uno da lo mejor…”.

Qué legado dejas: “El tiempo lo dirá. Nos sentimos muy orgullosos del legado emocional. Todos se sienten parte del club. Los trabajadores y la afición. Esto solo es posible con el trabajo de los jugadores”.

Lo que más vas a echar de menos: “Todo. La conexión con todos. La complicidad. Eso es impagable”.

Diferencias al Diego que llegó: “Han pasado tres años. Cuando llegué, mis amigos me decían que si estaba seguro. Tenemos el honor de ser el cuerpo técnico que más tiempo ha estado en el club de forma consecutiva. Todos somos hoy mucho mejores que cuando llegamos, como personas y como profesionales. Y, además, por el camino hemos sido muy felices. Eso es extraordinario”.

El momento más destacado: “Lo que me queda más dentro son los momentos íntimos. Los momentos con mis jugadores, mi cuerpo técnico, Pepe… Es que hemos vivido momento preciosos ganando y perdiendo. El cómo hemos conseguido las cosas ha sido más importante que el qué. Los hemos conseguido todos, el personal del club incluido. Es algo tan bonito que no cabe más felicidad para mí”.

Cuándo toma la decisión: “En estos tres o cuatro días es cuando he reflexionado. Si lo hubiera tenido claro antes lo hubiera comunicado. Pero no era así. Son decisiones íntimas y personales. Uno tiene que ser fiel a sí mismo. Más allá del dolor, entiendo que es lo mejor. Toca entregar el relevo y toca apoyar desde la tribuna como un granadinista más”.

Posibilidad de no entrenar el año que viene: “No es que lo valore, es que ahora mismo mi realidad es esa, estoy sin equipo. Ya veremos lo que pasa dentro de unos días. Quién sabe lo que deparará el futuro

Lo que más pena le da: “Son muchas cosas. Sería injusto quedarme solo con una. Sobre todo las relaciones personales”.

Motivos de no quedarse: “He escuchado al club. No he pedido nada ni he exigido nada. Es una decisión personal. Siento y entiendo que es lo mejor y lo que debo hacer. Insisto, no es una cuestión de hablar de detalles. No hemos hablado de nombres ni números”.

Toma la palabra Diego Martínez: “Buenos días. Gracias a todos por venir. Sentir que estáis aquí es un ejemplo de lo que somos, un equipo. Hoy hablaré en nombre de todo el equipo. Los resultados son gracias a ellos, a un equipo. Están representados todos los departamentos del club. Quiero que hoy sea un día feliz. Ha sido fascinante (se emociona). Ha sido una aventura extraordinaria. Nos hemos dejado el alma. Han sido tres años de éxitos brutales. Los sentimientos no se entrenan. Tengo que decir que esta aventura ha sido muy desgastante. Todos los ciclos en la vida tienen un fin y creo que a este le ha llegado su momento. Entiendo que esta decisión pueda ser no compartida, pero es la que he tomado. Nos sentimos muy orgullosos del camino que hemos tenido. Nos hemos sentido identificados y conectados. Estos jugadores estarán vinculados a mí para siempre. Me tendrán para lo que necesiten. Esta decisión me ha costado muchísimo, estos tres o cuatro días han sido de mucho pensar. Necesitaba unos días sin competición. En ningún momento ha habido conversaciones económicas con el club. Lo digo porque quiero dejar claro que todavía no he hablado con nadie. Los motivos no son económicos ni por otras opciones que tenga. Estoy vacío física y mentalmente. Necesito desconectar y estar con mi familia. Hasta siempre y gracias de corazón. Jugadores, compañeros de cuerpo técnico, directivos, empleados, a toda la ciudad y a todos los medios de comunicación, GRACIAS. Han sido tres años de respeto y de conseguir cosas todos juntos”.

Pepe Macanás, emocionado, dirige unas palabras también a Diego: “Hoy me gustaría no estar aquí. Ya sabes el cariño que te tengo después de estos tres años. Muchas gracias por todo, a ti y a tu cuerpo técnico. Sabes dónde tienes tu casa, lo sabes de sobra. No tengo más que decir. Muchas suerte allá dónde vayas. Estaremos pendientes de ti y de tu trabajo. Gracias por lo que nos has dado y lo que nos dejas”.

Fran Sánchez se despide públicamente de Diego: “Solo vosotros y vuestras familias sabéis cuánto tiempo habéis dedicado a este equipo. Su mensaje no estaba caducado, los jugadores seguían creyendo en él. Todo el mundo ha conectado con él. Te deseo lo mejor personal y profesionalmente”.

Diego Martínez se despide del Granada CF. El momento que todo el granadinismo se temía ha llegado. El entrenador gallego ha decidido no continuar siendo el inquilino del banquillo de Los Cármenes y poner así punto y final a su etapa como granadinista. Tres temporadas históricas tocan hoy a su fin con la rueda de prensa de adiós de Diego.