La doctrina del ‘pasito a pasito’ sigue muy presente en el entorno de Los Cármenes. Ni siquiera la primera eliminatoria europea del Granada CF en su historia ha servido para alterar, por primera vez, el guión de Diego Martínez. “Albania ya pasó”, ha sentenciado el técnico rojiblanco, que sólo tiene ojos para la próxima jornada liguera ante el Deportivo Alavés.

“Mas allá de los matices que les aporta un jugador u otro, el Alavés tiene tres delanteros con un gran potencial. Son muy complementarios y tienen un gran juego aéreo. Además, es un equipo experimentado, con desborde y velocidad, con buen balón parado… Va a ser un partido de máxima exigencia. La línea entre ganar y perder será muy mínima”.

Primero vendrán los de Vitoria, pero poco después los de Tiflis, y eso Diego Martínez lo sabe. El Granada CF arrancó el jueves pasado ante el KF Teuta una sucesión de dos o tres semanas en las que se vestirá de corto muy a menudo. “Es un reto mayúsculo. Para esta institución, es un reto que, cuando fuimos a Valladolid el año pasado entre la quinta y la séptima jornada, era difícil”.

“Luego -ha proseguido-, lo vivimos de nuevo en la Copa. Ahora, una vez más tenemos que afrontar desde el inicio tres partidos entre semana. Lo único que le pido a los jugadores es que la resaca emocional no tenga incidencia en ellos. Tenemos que centrarnos en el siguiente partido, en el presente. Así, lograremos sacar nuestra mejor versión. Y desde nuestra mejor versión somos competitivos“.

De hecho, competir es lo que ha llevado al club rojiblanco hasta aquí. Competir es la prioridad para el entrenador vigués. “El equipo es lo más importante. Nunca hablamos de necesidad, reservar, priorizar… eso no existe. Siempre intentamos sacar los once mejores jugadores para cada partido y competir al máximo. Tenemos que trabajar mucho los partidos y necesitaremos todo de todos”.

Kenedy y Duarte, tocados

Los rojiblancos llevarán a cabo su última sesión de entrenamiento durante la tarde del sábado, pero no será hasta la mañana del domingo cuando se conozca la convocatoria. Martínez ha reconocido el arrastre de molestias físicas por parte de Kenedy y Duarte, fruto del choque ante los albanos. Probablemente, ante los ‘babazorros’ vuelva a haber rotaciones para dar protagonismo a los menos habituales y a los recién llegados.

Para que encajen las piezas nuevas en el sistema del Granada, el gallego pide “paciencia y tiempo”. Ese protagonismo de los actores secundarios conllevará el descanso de los principales, quizá pensando en el Locomotive Tbilisi, aunque Diego Martínez niegue con la cabeza. “Disfrutemos el presente. No es una cuestión mía, sino que, ¿y si el lunes o el martes nos confinan?¿Para qué sirve valorar algo que está tan lejos?”. Tan lejos y a la vez tan cerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *