diego-martinez-granada

Ha hablado Diego Martínez tras el empate conseguido en Valencia ante el Levante. El entrenador ha destacado el compromiso de sus jugadores: “Llegábamos al partido en unas circunstancias límite. Pocas veces un equipo ha llegado con tantos palos en la rueda, en forma de bajas, de cansancio de situaciones con una prórroga con el peor equipo del mundo”.

“Veníamos ante un gran rival, ante un equipo al que le gusta los partidos abiertos, conseguimos reponernos dos veces ante un marcador en contra. Si nos adelantamos con la de Kenedy el partido hubiera sido otro. Incluso hacemos un gol que se anula. El alma de este equipo, se tiene o no se tiene, lo cultivamos todos los días y en eso somos extraordinarios”.

En este sentido, no se olvidó de los jugadores tocados y de las bajas: “Es muy difícil preparar un partido, no solo porque juegues a las 2 de la tarde, sino que lo de Montoro y Eteki es una barbaridad. Soldado se lo merece porque es un excelente capitán, ese gol lo venía buscando porque el año pasado se le quedó el regusto y el destino se lo ha devuelto. Ojalá, el Granada cada vez que esté en primera en la jornada 22 tenga 30 puntos“.

También quiso Diego destacar el compromiso de los líderes del vestuario: “No nos rendimos nunca. Los capitanes estén en el campo, lesionados o en la grada, son seña y santo de este equipo. El alma, la fe, la creencia, no rendirse nunca, eso lo es todo, ante un rival muy difícil, y lo que han hecho estos jugadores es maravilloso”.

Por último, habló sobre el estreno del nuevo fichaje: “Le agradecemos la predisposición porque si a Neva si lo poníamos, nos arriesgábamos a perderlo para más tiempo. Nos ayudó en esos 45 ‘ y ojalá tengamos más tiempo para trabajar con todos ellos. El equipo necesita los 2 días de descanso para recuperarnos. Ojalá no tengamos nada con Eteki“.